lunes, 20 de noviembre de 2017

y si Adelita se fuera con otro... (es pregunta).

  El 20 de noviembre día que se dijo (se sigue diciendo) de la Revolución, sabemos bien, que es, en efecto un día de asueto pero que de Revolución, Revolución, lo que se llama revolución... creo no lo es. Fue una subida y bajada de líderes, un paso, en ocasiones fugaz, por la Presidencia de la República y al final la tal Revolución fue solamente el cambio de la riqueza de unas manos a otras y la consecuente creación del PNR, antecedente del "Revolucionario" y además "Insitucional" partido. Vamos por partes.

revolución
Del lat. tardío revolutio, -ōnis.

1. f. Acción y efecto de revolver o revolverse.
2. f. Cambio profundo, generalmente violento, en las estructuras políticas y socioeconómicas de una comunidad nacional.
3. f. Levantamiento o sublevación popular.
4. f. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa.
5. f. Astron. Movimiento de un astro a lo largo de una órbita completa.
6. f. Geom. Rotación de una figura alrededor de un eje, que configura un sólido o una superficie.
7. f. Mec. Giro o vuelta que da una pieza sobre su eje.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

institución
Del lat. institutio, -ōnis.

1. f. Establecimiento o fundación de algo.
2. f. Cosa establecida o fundada.
3. f. Organismo que desempeña una función de interés público, especialmente benéfico o docente.
4. f. Cada una de las organizaciones fundamentales de un Estado, nación o sociedad. Institución monárquica, del feudalismo.
5. f. desus. Instrucción, educación, enseñanza.
6. f. pl. Colección metódica de los principios o elementos de una ciencia, de un arte, etc.
7. f. pl. Órganos constitucionales del poder soberano en la nación.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

  "El Día de la Revolución" ante la nulidad de tal revolución, se volvió el Día del Desfile Deportivo y desde hace algunos sexenios, ya ni eso ocurre, es un simple día más de asueto... Que la Revolución "se hizo en el tren", es muy cierto, era el medio de transporte más eficaz en ese tiempo. Que la revolución fue un cambio para bien... eso es más bien mentira pues, desde que tengo memoria (tiempos de López Mateos) se hablaba de la pobreza en México... y en nuestros días la pobreza ha aumentado ¿en dónde quedó la "Revolución"?

  Mientras pensamos la respuesta, comparto algunas fotografías que nos reflejan algo del México de la década 1910-1920, tiempos de la "Revolución". Por ahí se me coló una de los treinta...






domingo, 19 de noviembre de 2017

Las curiosas marcas que los rieles del ferrocarril tienen

    Como bien lo sabes, ya que lo he contado varias veces, yo viví toda mi infancia y casi toda mi adolescencia en una ciudad en la que el ferrocarril comenzó a operar en 1887, por lo que, desde que recuerdo, el ruido del tren cuando pasa, especialmente su silbido me son cosas sumamente familiares, puede ser lo más profundo de la noche y el ruido del tren no me molesta pues la casa en la que viví esos 17 años desde cuando mi vida comenzó hasta cuando me fui a la Universidad en Guadalajara estaba a escasos 200 metros del tendido del Ferrocarril México-Ciudad Juárez.

  Había trenes cargueros, otros de pasajeros, unos mixtos y el pulman que era dormitorio, cada uno tenía su horario y, a pesar de los consabidos retardos, sabíamos bien cuál tren era, dependiendo de la hora... antes los trenes tenían una campana, y los cruces con caminos estaban bien anunciados, el tren, las vías y las estaciones crearon un mundo aparte... luego dejaría de haber el servicio de pasajeros y todo cambió.

  Al vivir tan cerca del tendido de la vía, los elementos que conforman el tren, la estación y la vía eran cosas por demás familiares, tan familiares que  ni atención les ponía, siempre estuvieron allí. En ocasiones había que esperar un buen rato a que el tren se moviera pues tenía prohibido cruzarme el tren cuando estaba parado (en ocasiones por horas) sea por debajo que por arriba, no quedaba más que esperar.

  En otras ocasiones, a manera de diversión colocaba un "veinte", aquellas monedas de cobre de 20 centavos, sobre el riel y cuando el tren acababa de pasar, recogía en lugar de la moneda una especie de medalla, muy brillante en la cual desparecía el escudo y la pirámide y quedaba solo una delgada placa redonda de metal.

  Ahora, luego que han pasado más de cuatro décadas de cuando me fui de aquí y que vuelvo y sigo pasando constantemente por las vías del tren, un amigo me preguntó si sabía que los rieles estaban fechados... no respondí. Fíjate bien, y te sorprenderás. Así que comencé a buscar esas fechas y dí con ellas...

  El más antiguo que hasta ahora he visto data de 1906... otros son de la década de los cuarenta, he visto de los cincuenta y creo también de los sesenta... no todos los he fotografiado, pero aquí una muestra de lo que digo.

1945, año en que terminó la II Guerra Mundial.

1944, año en que la Guerra se encrudeció.





sábado, 18 de noviembre de 2017

Hablemos de las bebidas alcohólicas en el México virreinal

   Cuando gustamos de las bebidas espiritosas, al paso del tiempo, logramos identificar los buenos, malos y regulares sabores y vamos eligiendo el trago favorito, con o sin hielo, con o sin refresco de cola, con esto o con aquello, o directo... "como va". Este conocimiento que se acumula al paso de los años y el andar por distintos lugares del país nos hace pensar en una especie de geografía de las bebidas alcohólicas de México y para ello, complementando más allá del consabido Tequila, Mezcal, Charanda, Sotol y Bacanora, está la siguiente interesantísima lista:

  "En la magnífica sección que dedicó Excélsior a la industria de la cerveza se menciona el Sendecho como una prefiguración de la figura nórdica. Adviértase que la cerveza, conocida con ese nombre, no era ignorada en la Nueva España, y que solo en el 'Breve compendio del juicio criminal', por don José Manuel de Garay, se mencionan cincuenta y cinco bebidas embriagantes, sin que se agote la lista, pues faltan algunas que se fabricaban en regiones determinadas del país. La nomenclatura se halla en las adiciones a la Biblioteca de Beristaín, que manuscritas dejó don José Fernando Ramírez:

Aguardiente de San Luis de la Paz. De uva.
Aguardiente de Frutas; verbigracia: durazno, pera, etc.
Aguardiente de Uva Silvestre. Fermentado con la raíz llamada “xixique”. 
Bingarrate. Aguardinete destilado del viniqui.
Cerveza. Composición de cáscaras de piña, clavo, pimienta, cominos, culantro y azúcar, fermentados en un barril que haya tenido aguardiente.
Charangua. Bebida fermentada de pulque viejo, dulce chile colorado y hojas de maíz tostadas fermentadas al calor de un fuego suave.
Charape. Bebida fermentada de pulque, panocha blanca, canela, clavo y un poco de maíz infundido dentro de un lienzo. Se fermenta medio día.
Chilocle. Vista fermentada de pulque con chile anocho, epazote, ajo y sal.
Chiquito. Bebida fermentada de tuna Cardona.
Chamuco. Bebida fermentada de ciruela y otra fruta fermentada con agua y panocha.

Chapalotle. Bebida fermentada de semilla de pirú madura con pulque, tlachique fermentado por uno o dos días.
Chinguirito. Aguardiente destilado de la miel de caña de azúcar.
Coyote. Bebida fermentada de pulque ordinario, miel prieta y palo de timbre.
Excomunión. El mezcal que se prohibió con esta censura eclesiástica: por el señor Elizacochea, obispo de Michoacán.
Guarapo. Bebida fermentada compuesta del jugo de la caña de azúcar o de maíz con pulque, miel, una memela caliente de maíz. Se fermenta por cuatro días.
Iliztli. Bebida fermentada del zumo de la caña, en vasijas de barro, mezclada de algunas yerbas irritantes.
Mantequilla. Id de pulque con aguardiente y azúcar.
Mezcal. Aguardiente destilado de la cabeza de cierta especie de maguey que no produce pulque, asada y fermentada. A esta especie de maguey le llaman en la mixteca yahui-tziuqui. Suele agregársele pulque y timbre y se fermenta en cueros.
Mezcaloca. El mismo que el anterior de la segunda destilación.
Mezcal de pulque. Bebida destilado de pulque tlachique fermentado con miel de piloncillo

Mezcal resacado dela cola. El mismo que el anterior, destilado hasta reducirlo a la cuarta parte.
Nochotle. Bebida fermentada de tuna, pulque fuerte y agua.
Obo, bebida fermentada de esta fruta, que es una especie de ciruela silvestre.
Ojo de gallo. Bebida fermentada de pulque blanco con agua y miel prieta hervida con pimienta, anís, chile ancho; fermentada en un día.
Ostoche. Bebida fermentada de jugo de caña de maíz con pulque y panocha y palo de timbre.
Peyote. Bebida fermentada de una especie de biznaga que se cría en terrenos seco y estéril, fermentada para darle más fortaleza se le echan unas hojas de tabaco y rebanadas de peyote. La usan particularmente los indios medio gentiles en sus bailes idolátricos.
Polla ronca. Bebida fermentada de pulque blanco con zarzamora, capulín, pimienta y dulce.
Ponche de pulque. Mixtura de pulque con agua de limón, clavo y nuez moscada.
Pulque de coyol. El jugo de la palma llamada coyol.
Pulques de obos. Composición de pulque mezclado con el obo, endulzado y colado.

Quachan. Mixtura del pulque tlachique con la frutilla del pirú, fermentado por cuatro o seis días.
Quebranta huesos. Bebida fermentada del jugo de la caña de maíz con la simiente de aquel nombre, tostada y la del pirú fermentada por tres días.
Revoltijo. Bebida fermentada del jugo de la tuna y cáscara de timbre, o la raíz llamada del pulque. Después de fermentada se le agrega mezcal.
Resoli. Aguardiente destilado de arroz, garbanzo tostado, cebada, canela y pulque de sidra.
Sendecho. Bebida extraída del maíz amarillo germinado y fermentado durante una noche. Después se pone a hervir durante el día con piloncillo.
Sidra. Bebida fermentada de manzanas o peras durante tres días.
Sisique. Aguardiente destilado de pulque.
Tecuín. Bebida fermentada de maíz negro tostado y piloncillo, fermentada por dos días.
Tecolio. Pulque mezclado con gusanos de maguey, tostados y reducidos a polvo.
Tejuino. Bebida fermentada de tunas con cáscara de timbre.

Tepache. Bebida compuesta de pulque blanco mezclado con miel de panocha hervida con anís.
Tepache de ciruelas. Bebida extraída de esta fruta seca infundida en agua hasta que se desbarata. Dilata la operación tres o cuatro días.
Tepache común. Bebida formada de los sedimentos que diariamente deja el pulque, desleídos en agua con miel prieta, pimienta y una hoja de maíz.
Timbirichi. Bebida fermentada de la fruta de este nombre.
Vino de Caña de maíz. Bebida fermentada del jugo de ésta, endulzado con piloncillo.
Vino de mezquite. Aguardiente destilado de la fruta de éste nombre.
Vino de palma. Bebida fermentada extraída de los dátiles asados en barbacoa.
Vino resacado. Aguardiente destilado del tronco del maguey, asado, como para mezcal, fermentado en pulque.
Vino de salvado. Aguardiente destilado de esta sustancia, endulzada y fermentada.
Vino tepeme. Bebida fermentada extraída de las pencas del maguey angosto y silvestre, hervida con palo de timbre de mezquite.
Vino de tuna. Aguardiente destilado de la tuna, mezclado con arrope de la misma.
Viniqui. Berbida fermentada evtr. De la cabeza del maguey asada y fermentada en una vasija que haya tenido pulque.
Yagardica o ponche de sidra. Bebida compuesta de agua endulzada, con limón o naranja.
Zambumbia. Bebida fermentada de cebada, endulzada con miel de furos o panocha.

Fuente:

Salado Álvarez, Victoriano. Rocalla de historias. Cien de México. Conaculta. México, 1992. pp. 53-56