miércoles, 24 de mayo de 2017

Los pisos de mezquite... deforestación anunciada

  Ahora que padecemos esta ola de calor inusual por el Bajío, en la que hemos padecido temperaturas por arriba de los 37° las cuales asumo rompen los récords históricos, nos ponemos a reflexionar sobre lo que esta zona que, al inicio de su "descubrimiento" por ojos europeos y la consecuente población y desarrollo de pueblos, villas y ciudades a la región se le conocía como Mezquital pues el concepto de "Bajío" aun no había sido determinado.

  Esto no era sólo en el Bajío, los Altos de Jalisco igual se les conocía, en algunas partes como Mezquital, ejemplo claro lo tenemos en San Juan de los Lagos, cuyo nombre original estaba asociado al Mezquite, debido a su abundancia en la región. No es de extrañarnos que en Jalostotitlán existan los espléndidos trabajos en este tipo de madera.

  Dicen que el carbón de mezquite es el mejor para asar la carne y debido a ella la tala se ha vuelto una masacre. Masacre que ya anteriormente había ocurrido cuando la resistente madera fue la preferida en el centro de México para recubrir los pisos de muchos templos; de esos trabajos nos quedan buenos ejemplos por las mencionadas zonas del Bajío de de los Altos.

  La parte amable la tenemos en que aun en nuestros días podemos admirar estos magníficos pisos de mezquite, la parte negativa es que, ahora, luego de cuatro o cinco siglos comenzamos a padecer los estragos de lo que fue esta "deforestación anunciada".

  El tema es muy interesante desde el punto de vista arquitectónico, estético y ecológico, Hay un artículo al respecto en la Revista de Monumentos Históricos de INAH que puedes leer aquí.


martes, 23 de mayo de 2017

Gabriel Figueroa, Jesus Helguera: el nacionalismo en las artes

  Uno fue fotógrafo, el otro pintor, uno retrato a México y sus costumbres en el cine, el otro en los calendarios, ambos son muy valiosos en resaltar la particular belleza que México tiene. En ambos encuentro un cierto parecido.






 Gabriel Figueroa Mateos (Ciudad de México, 24 de abril de 1907 - Ib., 27 de abril de 1997) fue un cinefotógrafo y director de fotografía mexicano. Figura importante de la época de oro del cine mexicano. Sus primeros trabajos fueron como fotógrafo en películas como Revolución de Miguel Contreras Torres. (Wikipedia)

  Jesús Enrique Emilio de la Helguera Espinoza (28 de mayo de 1910 en Chihuahua - 5 de diciembre de 1971 en la Ciudad de México) fue un pintor e ilustrador mexicano, hijo de Álvaro de la Helguera García, un inmigrante español en México y de María Espinoza Escarzaga. En la casa natal fue colocada una placa conmemorativa durante la celebración del centenario de su nacimiento. (Wikipedia)

lunes, 22 de mayo de 2017

Testar por el salvamiento del alma: Los testamentos Novohispanos

   Cuando damos con un testamento en los Archivos Históricos se vuelven (para mi) una delicia leerlos pues, de entrada vemos más que manifiesto el temor a morir que la Iglesia les fue creando durante largos sermones en los que se planteaban los muchos sufrimientos en los que el alma caería de no haber observado un comportamiento acorde a lo establecido por dogmas y leyes. Se acumulaban al paso del tiempo indulgencias que se contabilizaban en días de "salvación" incluso se sabía de cuál misa en cuál de los templos ofrecía un buen número de indulgencias para asistir a ella. Era como una suerte de ahorro en vida para cobrarlo luego de la muerte... en el purgatorio. De ahí que la venta de indulgencias se volviera un enorme negocio y en Alemania, hace 500 años, se inicia el cisma de la Iglesia Católica cuando Martín Lutero lo rechaza.  Acá, en Nueva España, todo eso que fue la Reforma y Contrarreforma en la Iglesia se mantuvo ajena pues eran los años inicial de la conquista, y ya para 1553, fecha del documento que ahora veremos, se manifiesta claramente lo que era el temor y se manifiesta a través de las órdenes dejadas en los testamentos de oficiar, en favor de su alma, una suerte de misas que, dependiendo del alcance económico del difunto, en ocasiones eran de por vida:

   “En el nombre de la Santísima Trinidad. Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas y un solo Dios verdadero que vive y reina por siempre sin fin, amén. Y a honor y gloria y alabanza de Nuestra Señora la Virgen María y del Bienaventurado Apóstol Santiago, patrón y espejo de las Españas, y del Señor San Jorge a quien tengo por mis señores y abogados en todas mis cosas y les ruego y suplico que en este paso en que al presente estoy a peligro de muerte me quieran ayudar y ruego a Nuestro Señor Dios perdone mi ánima, culpas y pecados y me lleve a su santa gloria celestial, la que me hizo y formó a su imagen y semejanza y me redimió por su preciosa muerte y pasión en el árbol de la vera cruz. Por ende sepan cuantos esta carta de testamento y postrimera voluntad vieren como yo, Pablo de Anón, mercader, natural de la ciudad de Mantua en Italia, hijo legítimo que soy de Juan Jácome de Anón y de Catalina de Compañón, su mujer legítima, naturales de la dicha ciudad de Mantua, que al presente el dicho mi padre es vivo y la dicha mi madre falleció de esta presente vida, estante. Estando enfermo [… del mal y enfermedad] que Nuestro Señor ha sido servido me [dar] y en todo mi seso y entendimiento y juicio natural y creyendo bien y firmemente en todo lo que cree y tiene y crece [la] Santa Madre Iglesia y fe Católica, so cuya protestación y creencia protesto de vivir y morir temiéndome de la muerte, de la cual ninguna persona humana puede escapar hago y ordeno este mi testamento y postrimera voluntad a Servicio de Dios Nuestro Señor y para el descargo de mi ánima y conciencia y a mis herederos dejar en paz y concordia en la manera siguiente:

   Item: mando que cuando Dios Nuestro señor fuere servido de me llevar de esta presente vida que mi cuerpo sea sepultado en la iglesia mayor de esta dicha ciudad de México en la parte y lugar que a mis albaceas les pareciere y se pague de mis bienes la limosna acostumbrada.
  Item: mando que las dichas mis albaceas provean y manden cuál de las dos clerecías de esta dicha ciudad o los curas o los señores Dean y [Cabildo] de la dicha Iglesia con la Cruz acompañen mi cuerpo hasta dejar sepultados de Sacerdotes que acom[pañaren] mi cuerpo se le pag[ue] la limosna de mis bienes.
  Item: mando [que el día del] enterramiento de mi cuerpo si fuese de mañana y si no otro día siguiente se diga por mi ánima al cuerpo presente… cantada de réquiem con diácono y subdiácono y con su vigilia y letanía acostumbrada con sus responsos solemnes sobre su sepultura y las demás misas que mis albaceas pareciere y quisiere y se pague de mis bienes la limosna acostumbrada.
  Item: mando que en cada un día de los nueve siguientes después de mi enterramiento se digan por mi ánima en la dicha iglesia mayor por los curas y clérigos de ella una misa rezada de réquiem con su responso sobre mi sepultura y les ofrenden de pan y vino y cera como a mis albaceas pareciere y se pague de mis bienes la limosna acostumbrada.
  Item: mando que sin de los dichos nueve días se diga por mi ánima en la dicha iglesia mayor por los curas y clérigos de ella un cabo de año con una sola misa cantada de réquiem con diácono y subdiácono y su vigilia y letanía con responso solemne sobre mi sepultura y las demás misas que a los dichos mis albaceas les pareciere [y si quisieren y se paguen de mis bienes] la limosna acostumbrada.
  [Item: man]do que las dichas misas y [exequias] que así mando se digan por mi ánima en la dicha iglesia mayor se gaste en ofrenda el pan y vino y cera y otras cosas que a cos… mis albaceas les pareciere y quisiere y se pague de mis bienes y se les tome y reciba en cuenta con lo demás que gastasen en lo que por este mi testamento fuere declarado.
  Item: mando que los dichos mis albaceas hagan decir por mi ánima las más misas y exequias y limosnas a cofradías y hospitales y monasterios que les parecieren y quisieren y lo que así gustaren en ello se pague de mis bienes.
  Item: mando que ente las misas y exequias y mandas pías que así mando que se digan y hagan por mi ánima se digan las siete misas de San Gregorio en el Colegio de San Juan de Letrán de esta dicha ciudad por los Sacerdotes que los dichos mis albaceas las hicieren decir y se paguen de mis bienes la limosna acostumbrada.
  Item: mando a las mandas pías acostumbradas a cada una de ellas un tomín de oro común con las que aparto y desheredo de mis bienes. (1)

  El resto del testamento va distribuyendo entre los herederos la parte que a cada uno corresponde, pero aquí nos enfocamos exclusivamente a ver esa que considero era la idea de muerte y más aun, el temor a la muerte y sus consecuencias. En documentos que he visto del siglo XVIII, incluso en alguno del XIX usan la misma fórmula, la de, antes que nada, encomendar el alma al Creador y, de acuerdo a las devociones de cada uno, los santos pueden ser dos, tres o un montón y la leyenda de "la enfermedad que Dios se sirvió darme" es de analizar. Habrá una buena cantidad de testamentos en los que todos los bienes del testador los de en herencia a las órdenes religiosas de su preferencia o a la parroquia del lugar o a un determinado sacerdote, siempre con el mismo fin de salvar el alma.

Fuente:

CPAGNCMSXVI. Diego de la Isla, escribano real. 31 de mayo de 1553. N.1, V.188, L.5, f. 200-205v

domingo, 21 de mayo de 2017

De cuando el petróleo se usaba en la cocina

   Comentaba, hace poco, sobre la evolución que el uso del fuego en la preparación de la comida hemos tenido en el tiempo, vimos los fogones tradicionales del México prehispánico, los tenamaxles que se apoyaban, y lo siguen haciendo, en tres piedras; vimos los comales, las cocinas de humo y llegamos hasta la estufa de gas, olvidé ahí incluir las estufas de petróleo que estuvieron en uso en los cuarenta y, sobre todo en los cincuenta del siglo XX.

  Fue justo en aquella época, específicamente en 1959, que Petróleos Mexicanos hizo un cambio, en vías de mejorar, pues salió del mercado el Tractomex el cual fue sustituido por el Tractogas. Esto traería una consecuencia negativa a las estufas de petróleo y los anuncios lo daban a conocer claramente.

Petróleos Mexicanos anuncia su carburante para tractores denominado Tractogas.

  Este nuevo producto que ahora ponemos en el mercado, es la respuesta de Petróleos Mexicanos a las insistentes demandas del sector agrícola, así como de los proveedores de maquinaria para la agricultura, por un combustible moderno hecho exclusivamente para tractores con motor de encendido eléctrico, de servicio pesado, comunes en esa actividad.
  El tractogas se distingue por su color azul y tiene un índice de 35 número que es el requerido de acuerdo con los fabricantes de las máquinas a las cuales se destina. Substituye al actual Tractomex, que no  satisface dicho requerimiento.
  Con la aparición del Tractogas quedará resuelto el problema de los usuarios que, no encontrando combustible apropiado para sus máquinas, se veían obligados a mezclarse gasolina al Tractomex, para conseguir que sus máquinas funcionaban eficazmente.

  El Tractogas es un carburante preparado especialmente para dichas máquinas y permite obtener el mayor rendimiento posible de las mismas. Las ventajas que se obtienen, derivadas de una mejor conservación del equipo y las economías en reparaciones y mantenimiento , que son el resultado del uso de un combustible apropiado, compensarán con creces su precio. El Tractogas puede aquirirse en nuestras Plantas de Almacenamiento al precio de 0.35 por litro.

Importante:
  Debe advertirse que el nuevo producto Tractogas (de color azul) está destinado exclusivamente a utilizarse como carburante para motores de combustión interna. No deberá usarse como petróleo iluminante en lámparas ni combustible en estufas domésticas, como se acostumbraba hacerlo con Tractomex (de color verde), pues se corre el riesgo de explosión igual que si se usara gasolina.
  Para lámparas y estufas, Pemex produce el Petróleo Diáfano (de color morado), que no ofrece ningún peligro y es el único combustible recomendado para estos usos.

Petróleos Mexicanos anuncia:

  Que está retirando del mercado el producto llamado Tractomex (de color verde, conocido también como Tractolina en algunos sectores, el cual será substituido con un nuevo producto denominado Tractogas. No debe usarse para estufas o lámparas. Como algunos consumidores de Tractomex (de color verde), como combustible para estufas y lámparas, se advierte al público que el nuevo producto Tractogas (de color azul) no debe usarse nunca, como petróleo iluminante en lámparas ni como combustible en estufas domésticas, pues se corre el riesgo de una explosión, igual que si se usara gasolina.

  Use petróleo diáfano. Para lámparas y estufas, Petróleos Mexicanos tiene a la venta el petróleo diáfano (de color morado), que no ofrece ningún peligro y es el único combustible recomendado para estos usos. Adquiéralo en los expendios autorizados o en nuestra Planta de Almacenamiento.

  Los anuncios que acabamos de ver fueron publicados en mayo de 1959 y el que ahora vemos en agosto de 1950, cuando Pemex vendía las estufas de petróleo en $25.00 pesos, que eran 2 dólares. Para ver lo que el anuncio dice y cómo era que estaba asociado a la campaña de reforestación, entra aquí.

sábado, 20 de mayo de 2017

Antes y ahora: La cruz atrial de Acolman

Acolman, Estado de México, entre 1539 y 1560. "Atención aparte merece la cruz atrial, especialmente por su significado ya que los frailes, en su misión de catequizar y acabar con las sangrientas ceremonias de los cultos indígenas, se vieron en el problema de cómo explicar la crucifixión de Cristo, por lo que optaron en representar simbólicamente ese momento a través de grandes cruces que situaban en el atrio, de ahí el nombre de cruces atríales, mismas que eran decoradas con los motivos de la Pasión y no con el Cristo crucificado. Esto con la intención de que los indígenas no recordaran el sacrificio humano, acto desaprobado por los evangelizadores. De tal manera, la cruz atrial adquiere un alto valor de expresión religiosa y artística al fusionarse dos religiones o creencias que originaron el arte mestizo.

Acolman, Estado de México, 2017. "La cruz está colocada fuera del recinto conventual, frente a la entrada principal del atrio. Su basamento es un cubo formado de mampostería, posiblemente de dimensiones diferentes al que tuvo en la época del siglo XVI. El maestro en arte colonial, Manuel Toussaint, afirma que: "La cruz del Convento Agustiniano de Acolman presenta un contraste curioso: el dado que sirve de peana a la cruz tiene la imagen de la virgen en altorrelieve. Es esta imagen de un primitivismo tal, que pudiera creerse que más que una imagen cristiana, es un ídolo; la cruz, en cambio, está cubierta de relieves finos que no matan el perfil cilíndrico de su forma; en el centro de ella, una hermosísima cabeza de Cristo recuerda la escultura renacentista, sobre todo por el contraste con la figura inferior". (El texto en cursiva fue tomado de Catholic.net)

viernes, 19 de mayo de 2017

Aditivo o sustractivo, el cuatro (IIII) en los relojes novohispanos

  Son varias las teorías que hay en torno a la representación del número cuatro romano en el reloj, van desde las teorías aditivas y sustractivas (sumar y restar) hasta las supersticiones, pasando por el enojo del Rey de Francia. De ello dan cuenta muchas páginas en Internet que sería ocioso de mi parte ponerme a dar mi punto de vista o, peor aun, transcribir. 

  Para mi esta historia gráfica comenzó al hacer un acercamiento a la torre del templo de la Compañía en Guanajuato y darme cuenta de algo que nunca había notado, tal vez por su altura que es el reloj grabado en piedra que se conserva en el cual el cuatro es representado así IIII, contrario a la tradición del IV.

  Así fue como comencé a buscar en mi archivo fotográfico cuáles otros relojes de iglesia tienen los cuatro "palitos" en lugar del IV y di con varios, la primera imagen corresponde a la Parroquia de Santa Prisca en Taxco, Guerrero. El que ahora vemos es la Catedral de San Luis Potosí.

  Este es el reloj del templo de Santa Rosa de Lima en Querétaro.

 La excepción que confirma la regla de que esto no fue uso precisamente novohispano, está en Guanajuato en el templo porfiriano de la Asunción. Para ver más al respecto, incluidas las teorías, entra en este enlace.

jueves, 18 de mayo de 2017

Acariciando la historia: Una reflexión en el día que cumplo 62 años

  Es 18 de mayo, día de los Museos, aniversario de la fundación de Morelia, natalicio de Juan Pablo II y, además, día de mi cumpleaños (18-05-1955). Razón por la cual hago en este Bable una reflexión abierta de lo que es mi vida en estos momento... o de lo que ha sido hasta ahora.

  Viví perdido toda mi etapa de formación. Perdido porque nunca tuve dirección alguna, ni se me dio la debida orientación, cada día se vivía el día, punto. Obtuve plena libertad de mis acciones desde un principio, se me dejó hacer lo que yo quisiera, con la salvedad de que, en el momento de elegir carrera no me enfoqué a lo que realmente me gusta (eso lo sé ahora, antes no).

  Con la economía resuelta en aquellos años "dorados" pude brincar de una carrera a otra, comencé por Arquitectura (dado que sabía dibujar muy bien) pero, luego de un año y medio cambié al Diseño Gráfico, eso porque "sabía escribir muy bien" (me refiero a la caligrafía) y finalmente caí en Turismo, pues me gustaba mucho viajar. Caí en el engaño de que al estudiar esa carrera se está estudiando el arte de ser buen turista y no fue así. Como quiera, logre ser un buen turista... un excelente turista, pero eso fue por otras habilidades, no precisamente por lo que aprendí en la escuela.

  Viví largas temporadas en muchos lugares: Guadalajara, México, Cancún, Ixtapa, Los Cabos... conocí 30 de los 32 estados del país y una docena de países. Viví el turismo desde todos sus ángulos a excepción de la Gastronomía (nunca me ha gustado preparar comida, ni servirla) y un buen día, hace ya 10 años de eso pensé si me daría la oportunidad de hacer lo que realmente me llena tanto y me dije que sí. Me di permiso, en el entendido de que sacrificaría la comodidad, los ahorros y la certeza de tener siempre en la cartera una tarjeta con la cual pagar lo que se me antojara.

  Puse todo en la balanza que carga el Arcángel San Miguel y opté por dedicarme a hacer lo que realmente me gusta, fue así que emprendí el otro viaje, un viaje al pasado, el cual me ha llevado a sitios remotos, a entendimientos gratos... e ingratos, a sorpresas, a llanto y sobre todo a un entendimiento mayor de lo que es esto que tengo por subtitulo en este Blog: "el pasado perfecto del futuro incierto del verbo vivir".

  Ese pasado se materializa de tal modo que un día alguien me dijo, viéndome fijamente a los ojos: "oye, tu no estas aquí, ¿verdad?, tu te vas en el tiempo..." sí le respondí. Así es.