martes, 18 de abril de 2017

El enigma del número 8 en la imagen de la Virgen de Guadalupe.

  Mi guadalupanismo es meramente contemplativo, siempre me ha parecido un diseño sumamente bello e interesante. La imagen más venerada en México tiene algo especial que lo envuelve el mito de las apariciones y, a lo largo de casi cinco siglos se le han ido agregando... o descubriendo más detalles. De su historia y veneración hemos dado cuenta en este espacio. Abajo aparece una etiqueta llamada "Guadalupe", ahí podrás ver todo lo que he publicado sobre el tema.

  Al estudiar la imagen más allá de la fe, desde el punto de vista artístico, recurrimos a quien hizo el primer estudio profesional sobre el "ayate", cosa que ocurrió al mediar el siglo XVIII y que fue ejecutada por el pintor más reconocido de la Nueva España: Miguel Cabrera. Ese estudio hecho con ojos de pintor fue publicado con el nombre de Maravilla Americana en 1756.

  Este estudio formó parte del trabajo encomendado al pintor por el obispo en turno, Manuel José Rubio y Salinas, en el que realizaría una copia fiel, exacta, precisa, del ayate para enviarlo al Papa en Roma, ya que sería la primera vez que la imagen sería conocida en El Vaticano. El Arzobispo pide, además una copia para él y es autorizado el pintor para ejecutar una tercera, que se quedará en su estudio y de la cual se irán haciendo los "verdaderos retratos de Nuestra Señora Santa María de Guadalupe".

  En lo escrito por Cabrera en su Maravilla Americana, habla de la cantidad de estrellas de la cantidad de rayos solares, de la dulzura del rostro y va dando, de alguna forma, las indicaciones a detalle para que pintores fuera de la ciudad de México que no pueden llegar a la Basílica de Guadalupe sepan como hacer un retrato lo más apegado a la imagen original. Aclara, por ejemplo que los colores del serafín a sus pies no es verde-blanco-rojo como lo interpretamos sino un azul "finísimo", amarillo y rojo. Incluye algo que, cuando lo leí me dejó intrigado: el número ocho. Y da, además su interpretación al significado de tal número:

  "De el dorado de la Túnica, a mas de estar el oro bastantemente quaxado, ya diximos lo extraño de su dibujo; sobre el Pie derecho a poca distancia en el cañón principal, que descansa sobre él en una quiebra, que hace, tiene un número ocho índice a mi ver, con que nos acuerda, que su portentosa, y primera Aparición fue dentro de la Octava de su Concepción Purísima, de cuyo Misterio es la mas fiel y ajustada copia; sino es que diga, que este número nos quiere decir, que es la Octava Maravilla del Mundo".

  Hace poco, que era Jueves Santo, visité algunos templos de la zona rural de Valle de Santiago, Guanajuato, fue en uno de ellos que vi un nicho con uno de los que llaman "cromos" de la Virgen de Guadalupe, bastante bello, quizá de los últimos años del XIX o principios del XX, al acercarme a verlo (es la primera imagen) vi lo delicado del trazo que parecía entre impresión y pintura y fue allí que localicé el número ocho pues aparece realzado en negro. Finalmente había descubierto el enigmático número del que habla Cabrera.

  Descubierto el número me di a la tarea de buscar más imágenes que lo tuvieran y mi sorpresa fue grande...

  Esta imagen la tomé de un calendario que no da referencia a fecha ni autor de la obra, pero ahí está en número 8.

   Otra imagen de calendario en la que vemos claramente el número ocho y comprobamos que cada quien lo interpretó a su modo.

  Aquí está con una grafía bastante clara: 8.

  Esta fotografía la tomé un 12 de diciembre, hace dos o tres años, se trata de la imagen que se venera en Salamanca, Gto., que es del tipo "tocada", la he visto montones de veces pero, ahora que sé lo del 8 pude localizar el número en la pintura que es obra de Felipe Rivas Estrada, pintor del cual no logro encontrar datos biográficos.

 Y aquí esta el número 8 de la imagen del Santuario de Guadalupe en Salamanca.


  Este artículo lo dedico con mucha estima a mi prima, Rosa Arredondo, en su 40° aniversario de bodas.

 Es esta la imagen de "cromo" a la que me refiero, en donde fue realzado, en negro el número 8.

lunes, 17 de abril de 2017

Un templo churrigueresco a punto de colapsar en Salamanca, Guanajuato

   Siendo que buena parte de la historia antigua de Salamanca (Guanajuato) se escribió a finales del siglo XIX y principios del XX, el matiz de romanticismo es bastante intenso. Poco de lo publicado tiene un sustento en base a documentos, más bien se hizo en base a relatos, eso que se llama fuente oral en la que... "decía mi abuelita". El valor que tiene es que aquella abuelita, si contó algo al finalizar el XIX, quiere decir que tenía memoria de lo ocurrido luego de la guerra de Independencia por lo tanto, lo que concierne a la mitad de ese siglo tiene buen fundamento. Lo ocurrido durante el XVIII para atrás falta documentarse cabalmente. 

   Hay algo extraño en la fundación de la villa de españoles de Salamanca, la merced real se otorgó el 16 de agosto de 1602, ahí se menciona que luego de la misa del Espíritu Santo del 1° de enero de 1603 se forme cabildo y se elija Alcalde. Pero ya en septiembre de 1602 el mismo virrey dice que si ya hay un asentamiento en la nueva villa que no se esperen hasta el primero de enero y que ya se forme cabildo. 

   La traza de la villa se hizo en base a las Ordenanzas de Felipe II, en las que se establece la medida de la plaza mayor, la distribución en rededor del templo, casas consistoriales, portal de mercaderes y edificios públicos como el mesón. Eso lo vemos en todas las poblaciones mexicanas, en la plaza principal siempre está la Presidencia Municipal y la Parroquia, muchas cuentan con portales. Lo extraño en Salamanca es que la Parroquia no se estableció en el momento de la fundación, sino luego de 27 años pues fue hasta 1630 que comienza a construirse.

   La construcción se lleva 60 años, el templo fue concluido en 1690 y la Notaría Parroquial comienza a funcionar 48 años luego de la fundación, en noviembre de 1651. ¿Qué sucedió en esos años? ¿cuál era la sede parroquial? No lo sabemos.

   Lo extraño está en que la Parroquia de San Bartolomé de Salamanca no se construyó donde "debía" estar, frente a las Casas Consistoriales, sino dos calles hacia el poniente. La razón podría ser que había un primitivo templo de adobe en el terreno asignado para la iglesia principal en el cual -se dice- estaba depositado el Cristo negro que conocemos como Señor del Hospital, por lo que, la parroquia se construyó en el sitio mencionado.
   Fue en el siglo XVIII que se labró la espléndida fachada de estilo churrigueresco que se consideró como "de las mejores del reino". No sabemos ni el nombre del labrador o alarife o maestro que la elaboró, ni la fecha. En algún momento, quizá luego de la Guerra de Independencia la fachada de cantera, muy al modo de la época fue pintada, quedan aún los vestigios de la pintura, luego sería "desnudada", tampoco sabemos cuándo.

   Las vicisitudes por las que pasa el recinto llegan al punto del abandono pues, en 1924, le es quitado el título de Parroquia y queda como Tempo de la Divina Providencia. Al poco es clausurada, como todos los templos en México debido al conflicto Estado-Iglesia, eso que conocemos como Guerra Cristera. Se pensó en convertirla en gimnasio o biblioteca. No ocurrió así y reabrió, ya entrada la década de los treinta del siglo XX con el consabido deterioro de varias décadas de no tener mantenimiento.

   Hoy en día el templo que localmente es conocido como "la parroquia Antigua" presenta un lamentable deterioro, especialmente en la bóveda que amenaza con venirse abajo. Si no se interviene de inmediato el templo colapsará en la próxima temporada de lluvias y perderemos aquello que una vez se considero "como de las mejores del reino", es decir de las mejores obras churriguerescas que hay en México.













Si te interesa ver más sobre este templo, abajo hay una carpeta que dice "Parroquia Antigua", solo da click.

domingo, 16 de abril de 2017

El interior del templo de Santa Rosa de Lima en Parangueo, Guanajuato.

 Comentaba recién sobre las visitas o foranías que los frailes agustinos del convento de Yuririapúndaro tenían en el último cuarto del siglo XVI: La Magdalena, San Jerónimo y Santa Rosa. Este dato lo podemos sustentar [lo de la dependencia con Yuriria] debido a que el propietario de las enormes estancias de Parangueo (donde se localiza el templo de Santa Rosa) y Quiriceo tributaba en Yuriria y no en Salamanca. Él era el alférez real, Antonio de Elejalde y Aréiziga.

   En la actualidad la región de Parangueo y Quiriceo están dentro del municipio de Valle de Santiago pero, cuando la fundación de Salamanca (1603) los actuales municipios de Valle, Jaral, Pueblo Nuevo, parte de Cortazar y parte de Santa Cruz estaban comprendidos dentro de su territorio, de ahí que digamos que el alférez no tributaba en Salamanca sino en Yuriria. (De los Elejalde hay una interesante historia, lo puedes ver aquí.)

   El templo que ahora vemos pasó de ser una visita a una Vicaría, su historia la puedes leer aquí. Aquí en El Bable hemos publicado varios artículos sobre el templo que, la primera vez que lo vi me llamó enormemente la atención por su estilo, su ubicación y... su deterioro. En las 4 o 5 visitas que había hecho, nunca me fue posible entrar. Esta vez, luego de muchos años, lo pude hacer y esto es lo que vi:























Aquí podrás ver mi primera visita.
Mi segunda visita.
Mi visita al cementerio luego del día de muertos.
La ex Hacienda de Parangueo.
Otra visita que hice al rumbo de Parangueo.