jueves, 8 de enero de 2009

La "Leyenda Negra". La producción de cerveza en Baja California.


  Dentro de la historia de Baja California hay un capítulo por demás interesante, fue el detonador para el desarrollo de la industria turística del noroeste de México en los años veinte del siglo XX. Se le ha dado en llamar la “Leyenda Negra” pues sus raíces comienzan en las actividades más oscuras del comercio, del comercio del vicio que incluye, las drogas, el sexo y el alcohol.


  Todo comienza en la Villa de Zaragoza, lo que hoy conocemos como Tijuana y de inmediato florece un poco mas al sur, en Rosarito y Ensenada, pues los casinos se vuelven una pujante industria que atrae como imán, por un lado a los turistas, y por el otro a la gente que busca empleo y un mejor modo de vida. En la frontera norte hace casi un siglo se va desarrollando una sólida industria de la diversión, el hospedaje y entretenimiento. Esto sigue sucediendo actualmente en los polos de desarrollo turístico como Cancún, Riviera Maya, Puerto Vallarta y Los Cabos.


  Pero la historia de la frontera norte es diferente pues está envuelta en el glamour de los años veintes, en las historias que de niño pensaba fuera pura fantasía de Hollywood con Los Intocables, Elliot Ness y Al Capone, pero no, sí fue cierta, sí sucedió y todo comenzó con el decreto de la ley Volstead en los Estados Unidos en 1920 y que prohíbe la producción, venta y consumo de alcohol en su territorio.

  Esto, en buena medida, es una bendición para México, pues además de los Casinos y lo que conlleva, se inicia una gran producción de cerveza para satisfacer la demanda de los visitantes que cruzan de California y Arizona hacia México en donde pueden beber hasta la saciedad sin represión alguna. Creo no ha cambiado en mucho la historia, hay que ver en Marzo lo que pasa en las playas de nuestro país que reciben a los denominados “spring-brakers”.


  En Tijuana se construye la cantina más grande… ¡del mundo! Una barra de cien metros de largo atiende a los sedientos visitantes se llamaba La Ballena y se localizaba en la actual Ave. Revolución y Calle 1ª y si había una barra de tales dimensiones, pues debería haber la producción suficiente de cerveza, y así fue, Tijuana albergó a la Compañía Cervecera de Tijuana, S.A. y en las cercanías, en Mexicali dos empresas florecieron, la Cervecería Azteca, S.A. fundada en 1924 y en el mismo año lo hace la Cervecería de Mexicali, S.A.

  Es tal la importancia que en el rubro de economía y fuente de empleos, que Abelardo L. Rodríguez, Gobernador del Territorio Norte de Baja California (1924-1927) lo incluye en sus memorias de este modo:

Fotografía detalle del monumento a Álvaro Obregón en la Ciudad de México, construido durante la presidencia de don Abelardo L. Rodríguez.

  "Esta empresa se constituyó en 1924 y tiene instalada su fábrica y bodegas en un bello extenso edificio de madera revestido de cemento americano, que le da una perfecta apariencia de granito.

  Las últimas concepciones de la química industrial y de la higiene han sido aplicadas en la elaboración de la cerveza, y úsanse como materias primas: malta procedente de los Estados Unidos, lúpulo de Bohemia y arroz del país.

  En el tercer piso del edificio que ocupa esta fábrica, opera un molino Columbia en el que se tritura el arroz y después pasa a una batidora. En el mismo sitio funciona un aparato que separa la paja de la malta. El arroz y la malta se precipitan en una caldera donde reciben un ligero cocimiento antes de pasar a otra caldera en la que sufren el proceso normal de cocción; dicha mezcla lleva incorporado el lúpulo que previamente es limpiado por una máquina Muller Improved. De la segunda caldera se lleva el cocimiento a otro aparato idéntico donde se le hace pasar por un cedazo de cobre que separa todas las materias que lleva el líquido en suspensión e inmediatamente se transporta el caldo por medio de una bomba a la enfriadora instalada en el tercer piso del edificio. La cerveza no sale de dicho almacén sino hasta después de cuatro meses de reposo.


Abelardo L. Rodriguez (1889-1967), presidente de México de 1932 a 1934.

  "Digna de atención es la máquina Olsen y Felgner lavadora de barriles. Este aparato tiene en una extremidad una bomba que arroja al interior de los barriles un chorro de agua caliente a alta presión. Después, el barril es trasladado por medio de dos garfios a una sección donde gira sobre ruedas sincronizadas con un juego de brochas verticales y horizontales que limpian perfectamente el exterior del envase. Mas allá se introduce al barril enfoco eléctrico y se revisa cuidadosamente su interior.

  Finalmente llega el casco a la última sección de la máquina, donde recibe por dentro una nueva descarga de vapor, que completa el insuperable sistema de lavado.

  De la máquina lavadora, embotelladora y pausterizadora Dumore no puede tratarse sin hacer un previo elogio de su eficacia, porque esta máquina desarrolla sus funciones con estricto apego a los más altos preceptos de la higiene y la economía de tiempo y mano de obra.

Fotografía de la Cervecería de Mexicali cortesía del sitio www.mexicalitravel.com

  "En la primera sección un individuo coloca las botellas vacías en casilleros, de donde son tomadas e introducidas mecánica y sucesivamente a dos departamentos de solución de sosa cáustica y uno de agua pura, del que las botellas son llevadas a una sección de brochas o escobillones que limpian perfectamente el interior de los envases, los cuales, en estas condiciones y por medio de una banda eléctrica pasan a la embotelladora, se colocan, finalmente, en la pausterizadora compuesta de tres secciones verticales que recorren 54 canastillas en una hora y cuarenta y cinco minutos, lo cual limpia al líquido de cuantas impurezas biológicas pudiera contener.


  "Encuentran acomodo en esta empresa hasta 30 asalariados (de los cuales 15 son mexicanos), que por jornadas de 8 horas devengan salarios de $8 a $18. Todos los obreros disfrutan del imprescindible seguro contra accidentes del trabajo. El capital invertido hasta ahora por la Cervecería Mexicali asciende a $475,000."


Fotografía: cortesía de Peggy Chaparro.

Es por demás curioso que en el informe de un mandatario, se haga tanto énfasis al proceso de elaboración de la cerveza, como quiera, esto forma parte de la “Leyenda Negra”, y como mal epílogo a esta historia tenemos que hace poco, en Junio de 2013, la Cervecería Modelo que era ya tan solo propietaria del 51% de las acciones, se quedó con tal solo un 5% y la cerveza que era la más mexicana de todas las cervezas pasó a ser la más belga de todas las cervezas mexicanas..


Para leer más de La Leyenda Negra:
http://books.google.com.mx/books?id=TJdAIuh0QeEC&pg=PA129&lpg=PA129&dq=cerveza+mexicali&source=web&ots=eTOjhEnrad&sig=WidkFQxsfH_huKGR1LE9LjGsp0Y&hl=es&sa=X&oi=book_result&resnum=7&ct=result#PPA21,M1

Si quieres conocer lo que queda del edificio de la Cervecería de Mexicali
http://www.lacronica.com/edicionimpresa/ejemplaresanteriores/20070729/HOM21.pdf

Las primeras cuatro fotografías han sido tomadas del sito 
www.sandiegohistory.org

4 comentarios:

  1. La Ballena se encontraba en la Ave. Revolución entre las calles Primera y Segund, no en la calle Primera.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Estimado Abel:

    Gracias por la aclaración, también porque me has recordado que tengo una foto en donde aparece una parte de lo que fuera esta cantina, creo que ahora es un pasaje de venta de artesanías y en la esquina está un banco HSBC ¿estoy en lo correcto? de ser así subiré la foto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. donde se ubicaba la cervecera azteca??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el Paseo Revolucion, entre 3ra y 4ta.

      Eliminar