domingo, 21 de marzo de 2010

La comida del Bajío y la zona lacustre en cuaresma

Todo viajero busca siempre encontrar un lugar en donde comer a buen precio y mejor calidad, si tienes la suerte de que te toquen los viernes de cuaresma por el Bajío, tendrás la oportunidad de disfrutar las exquisiteces que en las pródigas y Cristianas mesas se sirve, aquí un ligero menú Cuaresmeño. Comenzamos con un chile relleno de queso bañado en salsa de tomate.


Desde Yuriria en Guanajuato, pasando por Cuitzeo y Pátzcuaro, en Michoacán, encontrarás charales. Mejor botana no hay, solo se fríen.


Estas son tortas de camarón con nopales y papas, en salsa de chile guajillo. No te las pierdas en “Mi Jacalito”, el de la Güera, frente a la explanada de San Agustín, aquí en Salamanca.


La sopa de haba es una verdadera delicia. El agua es de guayaba. Las tortillas recién hechas. ¿Quieres más?


Para mi sorpresa encontré en Salamanca algo que es más bien del Estado de México: Huazontles.


Estas quesadillas las encontré en Ucareo, Michoacán, lo que ves de color negro son los exquisitos Chiles Capones, no es otra cosa que, el chile negro, totalmente desvenado, cocinado con cebolla y tomate. Nada más comer esto amerita el viaje a esa parte de Michoacán.


Caldo de camarón y nopales. Si vienes a Salamanca, no te lo pierdas, solo en viernes de cuaresma en el Restaurante Dos Arbolitos, cerca de la XEZH.


Y la verdad sea dicha, a mi me encantan, así que repetimos los charales, con sus respectivas frías son aún mejor. Estos los comí en el mercado de Pátzcuaro, lo amarillo es chile manzano, por allá le dicen chile perón. Si no te gusta mucho el picante solo evita las venas, en lo personal me parece uno de los mejores.


Y a pocos kilómetros de Salamanca está Valtierrilla, “la capital mundial del nopal”, así que lo que gustes de nopal, en cuaresma y todo el año, aquí te está esperando.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada