miércoles, 15 de septiembre de 2010

México, creo en ti... pues eres mi Suave Patria. Recordando la poesía nacionalista en el Bicentenario

Si eres joven, difícilmente te tocó en algún momento de tu educación secundaria aprender de memoria lo más representativo de la poesía nacionalista, más aun, no te tocó padecer el trauma que era entender lo que cada frase de la enardecida pasión que, con los tintes propios del Neoclasicismo nos iban transmitiendo los bates en sus apasionadas estrofas. “Ciñe ho Patria tus sienes de oliva” reza el Himno Nacional. Frase acuñada a mitad del siglo XIX, difícil de entender en este siglo XXI, para aquellos que están obligados a aprenderse, de corritdito la letra que exalta a la Patria, cuando a sus ocho o nueve años en un país que ha destrozado el idioma poco a poco y no sabe distinguir un Masiosare de un más si osare. Osare, subjuntivo; tercera persona del singular.


Ricardo López Méndez (1903-1989) escritor yucateco que pasó a la historia, entre otras cosas por su poesía a la Patria titulada: México, creo en ti. Al leerla en estos días aciagos por los que estamos atravesando, recordemos que en el calendario Azteca se marcan esos días nemontemi en donde nadie quería salir, en donde no se hablaba, no se comía, era una abstinencia total, todo por temor a la inseguridad de que si, después de esos días saldría el sol y habría un nuevo año. Vendría luego la ceremonia de renovación del fuego y todo volvería a una agradable normalidad… lamentablemente en este Bicentenario nadie está seguro de que volvamos a una nueva “normalidad”. Seguiremos en la misma.


México. Creo en ti,

como en el vértice de un juramento.

Tú hueles a tragedia, tierra mía,

y sin embargo, ríes demasiado.

acaso porque sabes que la risa

es la envoltura de un dolor callado.


Eso lo escribió el vate hace cosa de setenta años y como si fuera vidente nos está describiendo exactamente lo que es México en estos días, en donde se huele a tragedia y se ríe. Este es el primer verso, analizando los dos últimos renglones nos da la respuesta que todos buscamos a la pregunta de ¿Por qué vamos a celebrar esta noche del 15 de septiembre de 2010? El lo pensó con magistral claridad así: “Acaso porque sabes que la risa es la envoltura del dolor callado”


México, creo en ti,

porque escribes tu nombre con la X

que algo tiene de cruz y de calvario:

porque el águila brava de tu escudo

se divierte jugando a los “volados:

con la vida y, a veces, con la muerte.


México es un país laico, así lo dice la Constitución, sin embargo la religión está presente, desde el día en que nacemos y luego somos bautizados, hasta el día en que morimos y hay una misa de cuerpo presente, eso lo interpreta aguzadamente López Méndez en el noveno verso, número emblemático que nos lleva al inicio de la vida y al fin de la vida también y nos enfrenta a nuestra ¿callada? laicidad.


Décadas antes, el zacatecano López Velarde nos legó otra poesía en donde se exalta el amor a la Patria, cosa aun más difícil de aprender y de entender, pues su lenguaje era aun más rebuscado, sin embargo, dentro de ella, cual profecía de Nostradamus o, en todo caso, apocalíptica….


El Niño Dios te escrituró un establo

y los veneros del petróleo el diablo.

No creo la necesidad de hacer un análisis de esa idea del “oro negro”, el cual, ya nos dijeron que se acabó y ahora se importa, consecuentemente, el aumento de precios seguirá en este emblemático año del Bicentenario.


Bueno, no nos pongamos tristes, festejemos, celebremos, si tienes para cenar de forma distinta hazlo, si estas festividades no son precisamente de tu agrado, pues ni hablar, estamos en el pleno ejercicio de la libertad, esa precisamente que se nos otorgó, oficialmente en 1810. Te cuento que estas fotografías son un ejercicio que hice la última vez que fui a la Ciudad de México, buscar por todos lados el águila emblemática de nuestra nacionalidad. Por cierto ¿ya me visitaste en http://cabezasdeaguila.blogspot.com


Si no sabes conjugar el verbo osar y no entendiste eso del Masiosare, entra aquí:

http://www.esfacil.eu/verbos/conjugar/628-osar.html


Para leer el México, creo en ti! Entra aquí:

http://www.martinparedes.com/MexicoCreoenTi


Para leer la Suave Patria, entra aquí:

http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/publicaciones/publi_quepaso/ramonlopezvelarde.htm

2 comentarios:

  1. Otra muy agradable entrada...y gracias por las fotos como siempre.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias, des de San Juan de la Vega,

    ResponderEliminar