viernes, 29 de abril de 2011

Las notificaciones de las Bodas Reales en la Nueva Espana, siglo XVI


El día de hoy que los medios de comunicación se volcaron sobre la boda real del duque de Cambridge y viendo, por azares del destino la BBC he podido ver todos los detalles de la celebración, de inmediato me hizo recordar los tiempos ya anejos y bien pasados en los que la Corona española gobernaba en México y que, por consecuencia, los aconteceres reales se daban a conocer en estas tierras de ultramar.

La primera fecha que, seguramente ni se enteraron en su momento del acontecimiento sino semanas, o meses, después de haberse celebrado, fue la boda real de Carlos V con Isabel de Portugal, esto sucedió el 11 de marzo de 1526, tendrían que pasar unos cinco o seis meses para que llegara la noticia a la Nueva España pues la carabela no cruzaba sino una sola vez al ano la mar océano y apenas se estaba construyendo la ciudad de México al modo español. Tal vez fueron los Dominicos que arribaron a Veracruz en junio 19 de ese año los que trajeron la noticia.

La siguiente boda real sería la de Felipe II, la primera de cuatro que él tuvo. " En 1541 el Emperador y su hermana, Catalina, reina de Portugal, se cruzan una serie de cartas para tantear el matrimonio. Y ya en el año 1542 comienzan las negociaciones de la boda, así el 1 de diciembre de 1542 se firmó en Lisboa el contrato matrimonial de don Felipe y doña María por el embajador español don Luis Sarmiento de Mendoza, así como el de la prometida boda entre el heredero del trono portugués, don Juan, con la hija menor del Emperador, doña Juana, aplazada ésta por la minoría de edad de la prometida. Una vez obtenida la dispensa papal, necesaria por ser primos dobles, se celebró la ceremonia por poderes el domingo 12 de mayo de 1543, en el palacio del embajador español don Luis Sarmiento de Mendoza, en Almeirim y figura éste como apoderado del novio; ofició el cardenal-infante don Enrique, tío de la novia. Esta boda no se consuma hasta el mes de noviembre del mismo año en la ciudad de Salamanca". En ese tiempo el primer Virrey de la Nueva España estaba resolviendo los problemas serios que enfrentaba con los "bárbaros del norte", los Chichimecas. Un anio antes habían concluido la guerra del Mixtón. Seguramente de esta boda real no se supo mucho en la Nueva España. Será bueno anotar que ella, María Manuela, contaba con 13 años cuando casa y fallece a los 17, así que Felipe II busca su nueva esposa.

Se casa en segundas nupcias con su tía en julio de 1554. "A finales de 1553 se anunció la boda de Felipe con su tía segunda María I de Inglaterra. Pero el problema era que Felipe era únicamente príncipe y duque, y era impensable el matrimonio de la reina con alguien de rango inferior. La solución de Carlos I fue renunciar al Reino de Nápoles en favor de su hijo. El 24 de julio de 1554 Juan de Figueroa, enviado especial de Carlos I y Regente de Nápoles, llegó a Inglaterra con la investidura formal de Felipe como Rey de Nápoles y Duque de Milán. Al día siguiente se celebraron los esponsales". María "la Sanguinaria" muere a los cuatro años, Felipe II, nuevamente viudo vuelve a casar. Cuando esta segunda boda, dudo que se haya celebrado algo en la Nueva España, pues era cuando el enfrentamiento con los Chichimecas estaba en su punto más álgido. Si te sonó familiar el apodo de esta reina, estás en lo correcto, en inglés se le decía Bloody Mary , de allí el nombre del coctel.

La tercera boda real de Felipe II, que sería la cuarta boda real del periodo colonial de México, fue con "Isabel de Valois, hija de Enrique II de Francia y Catalina de Médicis. Su infancia es algo incierta. Pero se cree que estuvo marcada por la relación de su padre con Diana de Poitiers, quien nunca ocultó sus amoríos reales. El primer pretendiente de Isabel fue Eduardo VI de Inglaterra, pero falleció en 1553. Su sustituto fue el príncipe Carlos, pero al quedar viudo su padre Flipe II, los planes se modificaron y Felipe se convirtió en el esposo de la joven Isabel. La boda por poderes tuvo lugar el 22 de junio de 1559 en París. Isabel pisaría territorio español por primera vez el 6 de enero de 1560 al llegar a Roncesvalles. El 2 de febrero de ese mismo año se celebró la misa de velaciones en Guadalajara con Isabel y Felipe presentes. Era la primera vez que ambos esposos se veían cara a cara. Se casaron en el Palacio del Infantado de esta ciudad". En 1560 la guerra Chichimeca seguía en el centro y moviéndose al norte de la Nueva España, pocos se habrán enterado de esta nueva boda real. Isabel moriría durante un parto en 1568. Una boda más tendría Felipe II.

Seguramente te habrás enterado (si es que el tema propio de Hola, Caras y Quién te interesa), que a este Príncipe que desposó el día de hoy, su finada madre le dijo que se casara por amor y ni por contrato; creo que al enterarnos de los detalles de las bodas reales del siglo XVI que afectaron, de alguna manera a México entendemos plenamente la razón del consejo, para ello veamos la cuarta y última boda de Felipe, con Ana de Austria II: "Nació archiduquesa de Austria, fue hija del emperador Maximiliano II (1527–1576), primo del rey Felipe II, y de la emperatriz María de Austria (1528–1603) que fue hermana de Felipe II. La acusada consanguinidad entre los cónyuges provocó que el Papa Pío V mostrara sus reservas respecto a este enlace pero finalmente otorgó la necesaria dispensa. Las capitulaciones del matrimonio entre Felipe II y la archiduquesa Ana de Austria se firmaron en Madrid el 24 de enero de 1570. La boda, celebrada por poderes, tuvo lugar en el Castillo de Praga el 4 de mayo de aquel año y la nueva Reina desembarcó en España, en el puerto de Laredo, el 3 de octubre".

A manera de colofón y de aclaración a la vez, te diré que no es que me esté dejando envolver por los acontecimientos sociales, y me alejo de la temática altamente mexicana de este Blog, sino que, por si no lo has notado, en México seguimos teniendo tan vigente la presencia de estos dos personajes Carlos V y Felipe II, que al ver los escudos de Puebla, Tlaxcala, y Zacatecas, entre otros, vemos los nombres de estos reyes. Y al ver los de la Ciudad de México, Chiapas y Guanajuato, entre otros, nos enteramos que por su real poder a estas ciudades se les otorgaron escudos practicamente reales.


Enlaces:


Para leer más sobre la boda de Carlos V, entra aquí:
http://personal.us.es/alporu/histsevilla/boda_carlos5.htm

Para leer más sobre la primera boda de Felipe II, entra aquí:
http://bib.cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/8_5_comentario.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada