domingo, 1 de mayo de 2011

De los productos de Baja California Sur que se expusieron en la Feria Universal de Nueva Orleáns en 1884

Las Exposiciones Universales han sido, desde su creación, eventos fascinantes. En París, por ejemplo, se construyó la Torre Eiffel como parte de las atracciones de la misma y, luego de más de un siglo esa torre sigue siendo el símbolo no solo de París, sino de Francia. En esa Expo se dio a conocer la electricidad, se encendieron los primeros focos en el mundo. Vendrían más exposiciones luego, una de ellas la de Nueva Orleáns en 1884. De ella tenemos un gran referente, fue cuando se diseño el Kiosco Morisco para que todo el país, en vías de la modernidad que impuso don Porfirio Díaz se mostrara al mundo. Ese Kiosco fue luego instalado en donde actualmente está el Hemiciclo a Juárez en la Alameda Central de la ciudad de México y pasaría después al lugar donde sigue sorprendiendo a quienes visitan esa zona: la Alameda de Santa María la Ribera.



Recordamos que en la Expo de Sevilla, la de 1992, el símbolo que llevó México como ornamento a la entrada del pabellón fue un enorme cáctus que en penoso viaje pudo llegar desde San Felipe en el norte de la península de Baja California hasta Sevilla, lugar en donde, por cierto, se quedó. Esto sucedió hace ya veinte años; y hace ciento veinticinco años Baja California Sur estuvo también presente, esta vez con dos productos que se antojan ajenos a la producción local: algodón y mezcal.



El mezcal, llamado anteriormente vino de tequila, es el producto que más identifica a México. Se asocia siempre al estado de Jalisco como el único productor de Tequila, pero en realidad la NOM, es decir, la producción oficial del agave, incluye no solo a Jalisco sino a Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas. Si vemos la ubicación de Tamaulipas y el sur de la Baja California notaremos que están más o menos en el mismo paralelo y si recorremos el rededor de la Sierra de la Laguna en los municipios de La Paz y Los Cabos, veremos que los microclimas que allí existen son variados, razón por la cual no es de extrañar que hace más de un siglo haya existido la producción de tequila, mezcal o vino de tequila o mezcal-brandy como, incluso, se le llegó a nombrar.



En la actualidad, dado el crecimiento turístico de Los Cabos, encontramos marcas de tequila que asocian a la zona con el tequila, pero solo en el nombre, pues la producción de esos elixires son en Jalisco, en la llamada maquila, para luego solamente ponerle una etiqueta diciendo que es un producto de "Baja", como ejemplo tenemos el Tequila Cabo Wabo. Veo que hay un tour del tequila en un punto de San José del Cabo, pero esas son parte de las fantasías que todo destino turístico llega a producir para satisfacer los gustos de los visitantes que viniendo a México quieren ver lo que hay en México, sin importar si es del norte o del sur, en fin, dejo de desvariar y entro en la esencia de este artículo, de cuando Baja California Sur obtuvo una Mención de Honor por su exquisito Mezcal-Brandy.



"En 1793, "el Oro", ubicado en la jurisdicción de San Antonio, corresponde en propiedad a los Cota, de acuerdo a los registros de Ulises Urbano Lassépas; casi a mediados del siglo XIX, el 1 de enero de 1846 fue adjudicado a José María Cota, expidiendo el título correspondiente al C. Francisco Palacios Miranda, Jefe Político del Territorio de la Baja California, comprendiendo una extensión de dos suertes de tierra. "El Oro"continuó siendo un rancho agropecuario muy productivo que alcanzó variedad de cultivos.



A fines de 1884 su propietario era el senior Nabor Mendoza, quien lo compró al padre de su esposa, doña Macedonia Cota. En ese año, la Comisión Auxiliar de la Exposición Internacional de Nueva Orleáns, cuyo presidente fue el senior Santiago Viosca, fue la encargada de reunir la muestra representativa del Territorio de la Baja California que comprendiera los ramos de la producción industrial, artesanal, ganadera, minera, agrícola, caza y pesca, alimentos elaborados y producción forestal y herbolaria característica de la entidad, para lo cual solicitó a don Nabor dos productos específicos de "El Oro", uno, algodón en pacas de media arroba, una de algodón limpio y otra en capullo; otro, aguardiente de mezcal. Este último tuvo un precio de venta de 25 pesos el barril de 18 galones.



"De la producción industrial de aguardiente debe decirse que nació y prosperó en "El Oro" bajo la vigilancia de don Nabor Mendoza, quien además de introducir el agave de Jalisco, construyó la represa que contuvo el curso de las aguas del manantial para aumentar la producción agrícola. Una evidencia de la calidad de la bebida alcohólica elaborada en "El Oro" es el diploma que conserva en su poder Simón Óscar Mendoza Salgado, tataranieto de don Nabor, otorgado en el año de 1893 por The World's Columbian Comission, por el producto enviado de este rancho que la misma comisión llamó Mezcal-Brandy. Este documento es un testimonio de la importancia de la producción industrial del entonces Distrito Sur del Territorio de la Baja California". (1)



Es innegable que lo sucedido en la Baja California Sur en ocasiones se antoja irreal, vemos su geografía accidentada y árida y pensamos que no se produce nada, pero, será bueno saber, que hubo un tiempo en que la tierra de esta parte del país servía para tener una abundante producción de diversas cosas: jitomate, caña de azúcar, algodón y, ahora nos enteramos que, también, hubo producción de Tequila, al que se le llamó Mezcal-Brandy.



Fuente:



1.- Mendoza Salgado, Rosa María. Huellas Ancestrales. Universidad Autónoma de Baja California Sur. La Paz, 2001.



Enlaces:



Para ver la participación de México en las Exposiciones Universales, entra aquí:
http://www.expo2010mexico.com.mx/es/PM_presentacion.htm



Para ver el cáctus que se envió a la Expo de Sevilla, entra aquí:
http://vamonosalbable.blogspot.com/2009/02/baja-california-estuvo-presente-en.html



Para ver el Kiosco en Santa María la Ribera, entra aquí:
http://vamonosalbable.blogspot.com/2009/12/santa-maria-la-ribera-y-su-alameda.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada