jueves, 22 de septiembre de 2011

Algunos ejemplos de la magnífica arquitectura porfiriana.

987.- Hace más de cien años el afrancesamiento en la capital de la República fue total. En el vestir, en el comer, en el hablar; claro es, para quienes se lo podían financiar, que era lo menos. A nosotros, los de la calle, nos quedó una gran herencia, por un lado las palabras, especialmente las que se emplean en las mercerías y, por el otro, los extraordinarios ejemplos de la arquitectura que en ese periodo de la historia se desarrolló. Leones, escudos, gárgolas, medallones, cariátides, rosetones, dorados, en fin, de todo eso veremos (no hablaremos) el día de hoy. Gracias por tu visita, cada día estamos más próximos al rotundo artículo número MIL.

























Lo único que sí comentaré es que hace ya varias décadas, cuando viví en la ciudad de México lo hice a lo largo de dos años en este magnífico edificio que vemos ahora, uno de los primeros conjuntos de apartamentos que en la época se construyeron. Y, ese edificio que vemos abajo guarda una historia bien interesante, esa te la contaré más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada