domingo, 23 de octubre de 2011

Templo y hospital de la Limpia Concepción y Jesús Nazareno, ciudad de México.

Si eres de los buenos obervadores, seguro identificas esta torre. Si no, entonces cuando camines del zócalo rumbo sur por la calle Pino Suárez verás la torre en la esquina de República del Salvador. De ella había hecho ya un comentario, pero, siendo tan bella esta silueta, decidí incluirla una vez más. Es, dicen por allí, San Cristóbal... aunque, según vimos ayer en Xochimilco, se le representaba como un gigante. Quizá sea, que ese gigantismo va relacionado con el tamaño de la torre. Recordemos que este templo se comenzó a construir, junto con el hospital, en 1524.

No sé si será más oscuro éste, que el templo de Santo Domingo o el de Loreto; todos son de la época y el común denominador no es tanto la fe sino la poca luz que entra en el recinto. Del lado izquierdo se alcanza a ver una puerta con vidrios de colores, ese es el acceso lateral, que en realidad es el único que hay al templo y, como antiguo que es, hay que bajar unos escalones pues el templo se ha hundido. Al fondo, en la lisa y plana pared del altar mayor vemos una enigmática figura, quizá la más extraña de las advocaciones marianas.

Es la denominada Virgen del Apocalipsis. Esta advocación está basada en lo escrito en el Apocalipsis 12 y mantiene los elementos allí mencionados: una virgen, evidentemente María; un dragón, el mal; una corona, el triunfo; y un niño, Nuestro Señor. No se cuando habrán colocado esta imagen, no es lo que originalmente hubo en el altar, pues ese altar fue destruido por el tiempo y más específicamente cuando la guerra cristera en que los retablos sirvieron de leña.

Dentro del templo hay algunos cenotafios y tumbas, este que vemos corresponde a un Rafael González, por el diseño supongo es de mitad del siglo XIX. Y en este templo hay una tumba que muchas, muchas personas tienen la inquietud de conocer: la del conquistador Hernán Cortés.

Es precisamente esa placa roja la que indica el lugar en donde fueron depositados los restos, o cenizas... como quiera, recordando aquello de que somos polvo y en polvo nos convertiremos, es aquí en donde se encuentra el polvo de Hernán Cortés.

Y es precisamente aquí que se encuentra la tumba por una razón, que el Papa Clemente VII le otorgó a él y sus descendientes la custodia del templo y del hospital, esto quiere decir que el templo que ahora conocemos como Jesús Nazareno era independiente al Arzobispado de México.

A un lado del templo se levanta el Hospital de Jesús, primero construido en todo el continente americano. En la actualidad, luego de más de 480 años sigue funcionando como hospital.

El edificio es sobrio, sencillo, son dos patios lo que conforman al recinto original.


Este es un monolito encontrado cuando las excavaciones para la construcción de la parte nueva, la torre anexa en 1962.

Placa que recuerda la primera intervención quirúrgica realizada en este Hospital el 6 de octubre de 1543.

Las arcadas y la distribución de los espacios me recuerdan mucho los conventos de la época. Con la diferencia de que aquí los pasillos son mucho más anchos.

El único busto que existe de Hernán Cortés en México se encuentra al centro de las escaleras que conducen a la planta alta del edificio original.

Aquí vemos el anexo levantado en 1963, durante la administración de Adolfo López Mateos, solo que este hospital sigue siendo una entidad no gubernamental. (Tengo entendido, se maneja por un patronato autónomo).

Esta otra placa nos recuerda otro acontecimiento, el encuentro de las dos civilizaciones; el de Moctezuma y Cortés, el 8 de noviembre de 1519, se cumplirán 492 años, faltan 8 para el Quinto Centenario. (2019).



Y ese encuentro entre Moctezuma y Cortés fue en un sitio conocido con el nombre de Huitzilan, "el lugar de los colibrís". Huitzilopochtli significa el Colibrí Zurdo, es decir, el que está a la izquierda y huitzilan estaba a la izquierda del Templo Mayor.

En una de las paredes del hospital se encuentra este mural que nos relata el encuentro del Gran Moctezuma con un tal Cortés.

Y vemos a la diosa Mayéhuetl en una curiosa representación toda cubierta por gusanos de maguey. A la derecha un antiguo tlachiquero...

Una escena del mercado, creo un poco influenciada por la escuela de Diego Rivera...

Y aquí hay otro encuentro, el de las religiones, abajo un diálogo entre distintas deidades, arriba la cenefa de marcados tintes novohispanos.



A estos tacos de un lado del hospital como que, la verdad, la verdad, yo no me atrevería a ir...

12 comentarios:

  1. Son muy bonitas las fotos e interesante lo de la placa sobre las cenizas, pero me pregunto ¿por què no incluiste fotos del Señor de los Desagravios? Es una pieza muy hermosa y está en el altar, al igual q tampoco mencionaste las figuras del Sr de la Columna ni el techo del coro el cual según recuerdo es un mural de José Clemente Orozco... ojalà pudieras enriquecer este página con esas fotos y demás información... Saludos

    ResponderEliminar
  2. ACABO DE VISITAR EL TEMPLO Y ME DIO LA SENSACION DE UN RECITO DE MUCHA PAZ, ALGO OBSCURO PERO ME IMAGINO QUE VA ACORDE CON LO QUE
    REPRESENTA,ME HUBIERA GUSTADO QUE EL AREA DEL CORO ESTUVIERA MAS ILUMINADA PARA PODER APRECIAR MEJOR LOS MURALES DE JOSE CLEMENTE O.

    ResponderEliminar
  3. el dia de hoy visite el templo y opino lo mismo es un poco oscuro aunque lleno de paz,no incluíste al señor de los desagravios,al coro le falta iluminacion para apreciar los murales y la informacion sobre la virgen de la concepcion o del apocalipsis es muy interesante aunada a la historia del recinto fue una grata sorpresa...hasta luego

    ResponderEliminar
  4. esta muy bonito todo el lugar

    ResponderEliminar
  5. el hospital de jesus es uno de lelos mejores lugara de la ciudad de mexico

    ResponderEliminar
  6. La informacion es rica, muchos mejicanos estamos ignorantes en
    cuanto a nuestra cultura, que tirste muchos la quisieran!

    ResponderEliminar
  7. Has de amar los detalles. Me gusta tu presentación. una pregunta tendría, ¿de qué año data la pintura mural en el segundo piso del hospital? saludos

    ResponderEliminar
  8. Ya se dieron cuenta de que la imagen de la torre ¿ya no está?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado, justo andaba buscando esta foto, sabía que la había publicado pero no daba con ella, y el archivo que tengo está un poco desordenado. Efectivamente, los primeros días de mayo del 2013 que pasé por la ciudad de México andaba por el rumbo de este templo y me llamó la atención no ver a San Mateo ¿o San Cristóbal? por allá arriba.

      Eliminar
  9. Excelente trabajo, muchas felicidades. Un enorme gusto!! Visitare más seguido tu página.

    ResponderEliminar
  10. ¡Excelente! esrte es un bonito reencuentro con la historia de Mexico, una ciudad fundada en medio de un lago y que el dia de hoy estan 8 millones de mexicanos, claro con sus mezclas. a traves del tiemo hemos tenido heroes, y leyendas que hacen darle mas sabor a la historia de este pais, Benjamin grecias por tu informacion que has enriquesido con tus comentarios y fotografias, saludos

    ResponderEliminar
  11. Estas equivocado la virgen del Apocalipsis es lo único de sobrevive del retablo barroco, que fue destruido y la escultura es una talla (madera).

    ResponderEliminar