viernes, 18 de noviembre de 2011

Breve historia de la hacienda de Santo Tomás Huatzindeo; Salvatierra, Guanajuato.

Pretender adentrarnos en la historia de la hacienda de Santo Tomás Huatzindeo no es cosa fácil. La primera referencia que encontramos es de un portugués, de nombre Juan de Illañes de quien se dice fue de los primeros en "iniciar la colonización blanca del valle de Guatzindeo". Quizá él llegó junto a Gerónimo López, el Viejo, aquel conquistador apodado el Caballero del Lagarto, debido a que, cuando regresó a España, llevaba un lagarto hecho en oro macizo. Fue el fundador de la dinastía que tomó posesión de las tierras de lo que sería más o menos, el sur- sureste del estado de Guanajuato. Todo esto se convertiría al paso del tiempo en el Marquesado de Salvatierra.

A los descendientes de Jerónimo López los vemos aparecer en encomiendas que luego se traducirán en haciendas, como la de Caracheo, la de Panales, o la de Quiringüicharo, la de Moncada, y también en pueblos, como el de Tarimoro, y en ciudades como la de Salvatierra. De las gentes que llegaron con ellos no hay mayor dato, solo vemos que, el tal Juan de Illañes, "pronto fue dueño de extensos terrenos, que después darían lugar a las haciendas de Santo Tomás, La Concepción y San Buenaventura". Aparece luego otro personaje más, de nombre Martín Hernández, el cual casa con la hija de Illañes, al morir este, Hernández hereda las haciendas, las cuales a su vez heredará a su único hijo varón, que llevó el mismo nombre. Tuvo dos hijas más, pero ambas profesaron como Clarisas en la ciudad de México.

Todo esto sucedió en la primera mitad del siglo XVII, la hacienda está ya en manos de Martín Hernández el hijo, las hermanas en el convento requerían, como marcaba la tradición y más bien la ley, que para su ordenación debían entregar las dotes lo suficientemente ricas para ser aceptadas dentro de la clausura, Martín fungió como una especie de aval con sus propiedades para que ellas se ordenaran pero al no entregar dote alguna, las santas y castas monjas dirigentes Clarisas de la ciudad de México lo demandó, "se remataron las haciendas y como no hubo postores, el convento de Santa Clara se quedó con ellas".

Finalmente encontramos una fecha, 4 de agosto de 1669, cuando las monjas venden las haciendas, por cierto a mitad de su precio, a Antonio Ramos Romano, que estaba casado con Antonia Aguirre. Ellos heredaron las haciendas a su hijo, Antonio Ramos Natera, el cual "el 7 de mayo de 1695 vendió las haciendas a los frailes agustinos de Celaya". Veremos que esta familia, los Ramos Natera se asentarán en la zona sur, por el rumbo de Acámbaro en donde seguirían por generaciones, la práctica de compra y venta de propiedades.

Los agustinos de Celaya no es que tuvieran los fondos suficientes como para comprar en una sola exhibición los más de 22 mil pesos en que estaban valuadas, fue así como solicitan un préstamo a una de las personas más acaudaladas en Salvatierra para su adquisición, don Antonio de Esquivel y Vargas. El préstamo fue garantizado por las mismas haciendas, el tiempo pasó, los agustinos no pagaron, don Antonio los demandó... "en 1702 el provincial de los agustinos, el padre De la Cueva, queriendo resolver el asunto entregó como paga a Esquivel y Vargas la hacienda de Santo Tomás, a lo que se opusieron los de Celaya, alegando que la hacienda no era de la provincia sino del convento agustino de esa ciudad, por lo que el provincial había obrado mal al violar la autonomía del convento celayense. El pleito siguió".

Y este es el punto en donde la historia de la hacienda adquiere tintes dramáticos, dignos de guión cinematográfico ya que don Antonio de Esquivel y Vargas muere y la hacienda la deja en herencia al convento franciscano de Salvatierra, con la intención de que los frailes hagan un colegio de estudios mayores. Solo que, los franciscanos al no poder tener bienes, venden la hacienda a Rodrigo Álvarez Sobrino y con el dinero de la venta se dedican a terminar el convento y el colegio. Solo que, hubo el detalle de que la viuda de don Antonio, Teresa de Landa, casa nuevamente con un rico e influyente español y las cosas cambiarían...

"La viuda de Esquivel, doña Teresa de Landa, contrajo nuevas nupcias con don Francisco de Urzúa, conde del Fresno de la Fuente, éste atizó el pleito, llegando hasta España para fallar la nulidad de la entrega de Santo Tomás hecha por el provincial de los agustinos a Esquivel. Por consecuencia, la herencia de Esquivel a los franciscanos era nula. Así volvió Santo Tomás a poder de los agustinos de Celaya, y los franciscanos de Salvatierra tuvieron que devolver el dinero al que les había comprado la hacienda".

Avanzado el siglo XVIII, es decir, 1750, aparece como dueño de las haciendas Juan García Botello, quién tenía una cierta y muy retirada relación familiar con los Esquivel y Vargas, pero éste entro nuevamente en pleito de posesión, esta vez con otro rico que acababa de llegar al Bajío, José Ignacio de Polanco, el cual pronto multiplicó su fortna "pues las haciendas le daban buenos rendimientos, los que aumentó con los bienes de su segunda esposa, doña Florencia de la Riva, que heredó cuando ésta murió trágicamente al desbarrancarse el carruaje donde viajaban de la hacienda de Santo Tomás a Querétaro. José Ignacio Polanco murió de espantosa enfermedad el 11 de octubre de 1763".

"No sabemos cómo, pero al siguiente año la hacienda de Santo Tomás nuevamente estaba en poder de los agustinos y lo seguía estando en 1792. Los agustinos la siguieron disfrutando hasta el año de 1856, en el que fue adjudicada a la Nación en virtud de la ley de desamortización del 25 de junio de ese año; en el siguiente fue rematada a favor de Rafael Herrera por la cantidad de $40 000, pero dicho remate posiblemente se anuló, pues al entrar en vigor la ley de nacionalización de bienes de la Iglesia en 1859, al año siguiente, el 11 de diciembre, Manuel Godoy compró al gobierno del estado de Guanajauto, siendo gobernador el licenciado Manuel Doblado, la hacienda de Santo Tomás..."

Según refiere la "doñita" de la que te contaba ayer, la hacienda pasó luego a propiedad del gobernador del estado Aguilar y Maya, para luego adaptarla como escuela de música. En la actualidad las eras, que es lo que vemos en la fotografía con un estupendo fondo del cerro del Culiacán, están en uso, parte de la gigantesca troje se ve que también sigue en uso, pero todo lo demás sigue en el abandono, mientras no se aclare la propiedad de los terrenos, seguirá siendo tierra de nadie. Y eso que estamos ya próximos al centenario del repartimiento agrario...










Todo lo entrecomillado fue tomado del libro de don Isauro Rionda Arreguín, Haciendas de Guanajauato de Ediciones La Rana. Guanajuato, 2004.

17 comentarios:

  1. Mis abuelitos ya no viven, pero salieron de Santo Tómas en el año 1955 cuando mi mamá era una niña quiquita, y me contaron muchas historias de ahí, voy a ver si puedo ir recuperando lo que sé.

    Gracias, me encantaron tus entradas.
    DTB!!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades, excelentes fotografias, y la historia nos transporta a ese lugar magico.. gracias por compartir nuestro bello mexico.

    ResponderEliminar
  3. Que bontio relato. es historico y elocuente.
    Yo estoy intentando desentrañar la historia de Santa Teresa de Guanajuato, porque se que fue uno de los bienes desamortizados, peo no entiendo bien lo que cuentan en mi familia.
    POdrian hacer una investigacion tan profesional como la que han hecho aqui?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo dijo...
    Felicidades por el relato historico y bien cotejado, digno de pelicula o novela.
    Podrian investigar la desamortizacion de la hacienda de Santa Teresa de Guanajuato, Romita... ya que tengo dudas de como llego a mi bisabuelo.
    Gracias

    ResponderEliminar
  5. Si las piedras hablaran... Qué buena investigación Benjamín!. Como ya te he dicho en otros comentarios, se agradece que para poder leer un tema de tu blog, hayas hecho investigaciones de campo, bibliográficas, entrevistas y que concentres con fotos y un gran texto toda tu generosidad para que los que te leemos aprendamos, valoremos y nos interesemos por motivos como estos.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena investigancion... yo vivo alli y pues no sabia nada de eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si verdad y eso que somos de ahi y no sabiamos nada de eso

      Eliminar
  7. esta bien chido y no lo digo solo porque ahi vivo si lo conocieran les encantaria

    ResponderEliminar
  8. Bueno yo vivo en este hermoso rancho o colonia como ahora lo llaman y creanme que no es ni la mitad de lo que fue, pues ahora solo reina el miedo, la desconfianza y la envidia de todos los q aquí vivimos! Dios bendiga este rancho tan hermoso y maravilloso y a todos sus habitantes!

    ResponderEliminar
  9. Felicitaciones a el Sr. Benjamín Arredondo la historia de mi ranchito no pudo ser mejor contada, es increíble, todo lo q en este hermoso lugar paso y pensar q todavía toda esta historia prevalece, estoy muy orguyos@ de ser oriunda de sto tomas!

    ResponderEliminar
  10. Sr.Arredondo: Lo felicito por las magnificas fotos de la Hacienda de Santo Tomas, lastima que se tomaron cuando ya la hacienda estaba en deplorable situación. De don Rafael Herrera al Lic. Aguilar y Maya hay muchas lagunas en la historia. en 1926 la hacienda se dividio en 8 Fracciones, una para la viudad de don Francisco Herrera (nieto de don Rafael Herrer),otra para su hijo Pancho y las 6 restantes para cada una de sus hijas,-Pepe Aguilar y Maya x 1950 solo compro la fracción de la viuda y la casona que esta en el casco de la hacienda.
    todavía algunos nietos de Francisco Herrera Diaz- Barriga,conservan sus propiedades. Muchas cosas se me han olvidado. Agradesco su atención: Jose de Aguinaga.

    ResponderEliminar
  11. Rafael Herrera heredo la Hacienda de Santo Tomas a Pedro Herrera Marquez; este a su hijo Francisco Doroteo Herrera Diaz Barriga, al morir este, heredo su viuda Maria Ruiz Ortiz (hija del Coronel Juan Ruiz pagador de las tropas del Presidente Benito Juarez) y sus siete hijos , Clementina, María (quien fallece de niña y cuyos restos se encuentran en la Capilla de la Hacienda de San Lucas, también propiedad en su momento de Don Pedro ), María Guadalupe, Consuelo, María Luisa, Margarita, Francisco y Ma. de los Angeles Herrera Ruiz; se sabe que algunos de sus herederos vendieron y otros no, actuales propietarios de lo que resta de la venta al Lic. Jose Aguilar y Maya del casco de la Hacienda de Santo Tomas. La Hacienda no contaba con casa-habitación, siendo esta construida por Don Pedro Herrera. Como anécdota se cuenta que nuestra Virgen de la Luz fué encontrada enterrada en las tierras de cultivo que tiempo después correspondío a la fracción de Francisco Herrera Ruiz .Don Pedro Herrera devota Nuestra Señora de la Purísima Concepción mando traer dos imágenes iguales para las Capillas de las Haciendas de Santo Tomas y San Lucas, con la primera podemos contar, ya que salió de la Capilla para ser instalada en el altar del Templo de Santo Tomas Huatzindeo donde hasta la fecha es resguardada por sus pobladores.
    Lic.Laura Roncaglia Guzmán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura felicitaciones por tu resumen es muy exacto. saludos. Jose de Aguinaga Herrera.

      Eliminar
  12. Hola pues ya pasaron varios años de esta investigación pero no se compara a como está de arreglada ahora esa hacienda es muy bonita si pueden visiten la

    ResponderEliminar
  13. Me e cantaría visitar está hacienda de los antepasados de mi familia Herrera

    ResponderEliminar
  14. Interesante biografia del sr benjamin,yo vivi ahi toda mi infancia y mi abuelo nacio en el año 1904 si mal no recuerdo, y contaba muchas aventuras que vivio en los tiempos de la revolucion mexicana,de ese tiempo para aca, el pueblo por desgracia fue cayendo de manera inevitable en un lugar donde solo la soberbia y el egoismo, y el interes de algunas gentes lo fueron marginando de la prosperidad y de contar con mejores oportunidades para un mejor progreso del mismo, en estos tiempos la hacienda se encuentra en plena reconstruccion y aun asi mucha gente no sabe apreciar lo que tenemos,pero para mi siempre sera mi querido san totomas el lugar mas bonito y hermoso en esta tierra!!!!

    ResponderEliminar
  15. Muy interesante la istoria de la tierra que me vio nacer

    ResponderEliminar