martes, 8 de noviembre de 2011

La muerte colorida en el panteón de Valle de Santiago, Guanajuato.

Pues bien, estamos concluyendo esa especie de Octava que hemos dedicado a los festejos del Día de Muertos en México, más específicamente en el Bajío. Luego de recorrer varios panteones en distintos lugares del país, en esta última visita a Valle de Santiago, el impacto al visitar el que allí hay, que se llama Campo Florido, rebasó todo lo imaginado. Son muchas las fotografías que he visto de panteones, de tumbas; desde las muy sencillas, hasta las muy elaboradas, para ponerle nombre y apellido las sencillas estarían en el Panteón de Pozos y las elaboradas en el Panteón de San Fernando, pero esto que ahora veremos en el Campo Florido es, en verdad, extraordinario. Nos da una visión totalmente distinta a la que tenemos en torno a la tristeza propia del recuerdo por una persona que ya murió. En estos días recorrer un panteón es más bien una celebración a la vida... aquí las pruebas.

























Para ver más fotografías del panteón, entra aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada