martes, 1 de noviembre de 2011

Los preparativos para el Altar de Muertos 2011.

¿Diré la consabida frase de que "qué rápido se está yendo el año"? Pues la verdad el tiempo siempre pasa igual, solo que, con las magníficas ideas de cambiarnos el horario dos veces al año, según para gastar menos, pero más bien, para no gastar en la mañana lo que gastamos en la tarde... pero, bueno, cada quién busca el modo de pasar a la historia y ser recordado... por si no lo recuerdas, ahora celebramos los XV años de cuando se implementó en México ese cambio. (Aunque antes hubo un cambio pero nunca prosperó. Lo puedes ver aquí.)

En fin, el asunto de hoy, si es que me sigues día a día, habrás notado que "subo" muy tarde, la razón es una: estoy montando el Altar de Muertos y, como diría mi abuela: "se me fue el santo al cielo"... o mejor dicho, el altar fue pidiendo más y más y, ahora que son ya las 20 horas, todavía me faltan varios detalles, pero como, me interesa que veas el proceso, esta vez te presento algunas fotografías de como ha sido esto. Comenzamos a acumular flores, a sacar los elementos que van dentro del Altar... pero antes a hacer una limpieza profunda...

Luego a colgar y colgar telas y más telas, buscando siempre el colorido, la combinación, la armonía en los colores y, sobre todo, la lógica de que una cosa lleve a la otra. Esta vez el Altar va dedicado, ni más ni menos que, al Amo del Bable, así que, nos estamos puliendo al máximo, en buena medida a él se debe todo, todo lo que sucede y sucederá en El Bable... Él era devoto al Sagrado Corazón y la virgen de Guadalupe, ambas imágenes están ya presentes.

Hoy fueron solo tres cajas las que abrí para buscar en ellas todos los elementos que irán dentro del Altar... son docenas y docenas de objetos que han ido apareciendo... quienes me conocen desde Cancún reconocerán algunas cosas, pero, como suelo hacer, todo va reciclado, con la intención de usar lo mismo pero en modo diferente. Esto me ha funcionado al grado tal que esta vez solo hubo necesidad de comprar los Cempohalxóchitl.

No sé si sera consciente o inconscientemente que caja que abro, caja que contiene cosas idoenas, todo va embonando fácilmente, todo entra en la gama, consecuentemente el Altar va creciendo y creciendo... aquí, en la foto, estaba haciendo las pruebas de resistencia, pues el Altar está colocado en una escalera en la que no hay muro de un lado y en ocasiones hay corriente de aire, por lo tanto tenía que ver que los floreros no se movieran, asimismo las telas... todo va bien.

Esto es apenas el principio, cada escalón irá decorado... originalmente dije que haría un Altar estilo Neoclásico, pero, sería algo muy simple, entonces volví al modo que marca la tradición, solo que esta vez sin "libreto" en mano, es decir, si son 3, 9, 12 ó mas escalones, la verdad no me interesa tanto, si hay tres cruces tampoco, esta vez ni pondré el perrito, ni muchas cosas más, esta vez, la quinceava, vamos, sin simbolismos, pero con enjundia.

Aquí te va la prueba de lo que será el Altar, todo indica que rebasaremos lo planeado y llegaremos a una sutil sublimación de la idea tradicional del Altar de Muertos.

Y a este varón está dedicado el Altar, al Amo del Bable... él hacía precisamente este estilo de acomodo de flores cada víspera del doce de diciembre, así pues, será a su memoria... a la buena memoria que le conservo.

Y como hoy, 1 de noviembre, a las doce del día, llegaron los "angelitos"... vaya esta ofrenda para un Angelito que era de Teoloyucan, Estado de México.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada