sábado, 10 de marzo de 2012

Las antiguas tomas de agua en Guanajuato

La ciudad de Guanajuato fue fundada entre cañadas, esto debido a que las minas de plata estaban allí. La ciudad comenzó a crecer de tal manera que llegó el momento de estar entre las más importantes de la Nueva España. Ya entrado el siglo XIX el problema al que se enfrentaba era el abasto de agua potable para sus habitantes. Debido a su orografía hubo la necesidad de idear un sistema de distribución en el que los habitantes se surtieran del líquido en las tomas públicas que se colocaron por toda la ciudad, a sabiendas de que los callejones estrechos y empinados en su mayoría serían difíciles de caminar llevando los cántaros con agua a las casas, las tomas aparecieron en gran número. En esta interesantísima fotografía vemos a un aguador surtiéndose en la toma pública para luego, llevarlo a las casas y hacer de ese transporte su medio de susbsistencia. Vemos que esa toma tenía un número al frente, el 338, quizá nos indica el número de toma correspondiente; cosa que no es del todo sorprendente ya que, en la actualidad, al caminar por la ciudad vamos encontrando en cada calle, en cada esquina, en cada bajada de callejón, una antigua toma de agua que, si bien ya no funciona como tal, sí quedó como uno de los símbolos de la capital del estado de Guanajuato. En este ejercicio fotográfico que te presento me di a la tarea de capturar la imagen de cada toma de agua que iba apareciendo por mi camino, al andar las enigmáticas y singularmente bellas calles y callejones de la ciudad de Guanajuato, Patrimonio Cultural de la Humanidad.


























6 comentarios:

  1. No sabía (hasta ahora) de estas tomas de agua de tan bella manufactura, me resulta una grata sorpresa saber de su existencia, razón más para volver a recorrer Guanajuato. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bellas. de lo cual no tienen nada. Eran de utilidad simplista, monótona, misma forma, misma perspectiva.
      Solo cumplían un servicio, y ni tan siquiera fueron retiradas pues era un gasto inutil, según las autoridades. El ayer nostalgico para algunos, por favor, comprendan era hiriente para otros, los de escasos recursos, que tenían que pasar por las del sufrimiento para acercarse al agua. nada divertido y mucho menos bello.

      Eliminar
    2. Tu comentario me inquieta, me gustaría saber lo que piensas, en base a lo hiriente que dices, sobre la Estela de Luz.

      Eliminar
  2. Me gustó bastante. Cómo en la actualidad esos simples detalles los pasamos por alto.

    ResponderEliminar
  3. El Archivo histórico del Archivo General del Poder Ejecutivo, publicó en su boletín número 46, un artículo de estos hidrantes o tomas de agua muy interesante, por si les interesa, son gratuitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya tengo un ejemplar, pensaba hacer un comparativo entre lo que tengo aquí publicado y los datos que aparecen en el Boletín, pero eso será hasta que no termine una serie de largos pendientes que tengo.

      Eliminar