miércoles, 14 de marzo de 2012

Santa Ana, antiguo pueblo minero de Guanajuato.

Frente a la Alhóndiga de Granaditas es donde paran casi todas las rutas de autobuses urbanos y suburbanos en Guanajuato. De allí te puedes ir con facilidad a recorrer buena parte de la zona minera con sus templos, sus bocaminas y gran cantidad de edificios que cargan, al menos, dos siglos y medio de antiguedad. Habrá sitios en donde puedas transitar libremente, en otros tendrás que pagar una cuota de acceso, como son algunas de las minas que ahora se convirtieron en muestrario de lo que fue la industria más próspera de Guanajuato. Nosotros enfilamos rumbo norte a Valenciana y de allí torcimos al poniente siguiendo una terracería que nos conduce a Santa Ana.
Una de las primeras edificaciones que apare en el camino justo al entrar al pueblo es el panteón. El cual se ve de considerable tamaño, dejaremos para una próxima visita el recorrido por su interior...

En las minas siempre hubo catástrofes, consecuentemente, muertes. Los derrumbes eran cosa habitual, las caídas también, a eso aunamos los gases que de sus entrañas emanan, los vicios que proliferaban entre muchos de los trabajadores que luego de una semana de extenuante trabajo lo dejaban todo en la cantina. Al final el panteón era el sito que a todos acogería.

Ubicado en la sierra, como la mayoría de los pueblos mineros, sus calles se vuelven subidas y bajadas. Al llegar a Santa Ana vemos, desde lo alto, una especie de hondonada en donde se desarrolla el pueblo al centro de ella, hacia el norte aparecen, rodeados por una cerradísima curva que hace el camino, los vestigios de lo que fue una hacienda de beneficio que aprovechaba el agua que bajaba de la sierra para lavar las piedras y obtener los metales.

El pueblo, ese que vimos ayer con sus dos interesantes templos, se vuelve una especie de isla pues, en el rubo poniente había otra hacienda de beneficio, veras en esta toma el canal por donde salía el agua luego de lavar las piedras y arriba del cerro, los restos de la mina moderna, por el herrumbre de la misma supongo que de los ochenta o noventa del pasado siglo.

Pero los vestigios de esta hacienda de beneficio se remontan al XVIII y al XIX; al diez y ocho, muy al principio, cuando estaba a todo vapor Valenciana, Gaudalupe y Soledad, tres minas que se localizan en un radio de 8 kilómetros... luego vendría la revolución de Independencia y los asaltos a Guanajuato y los destrozos de las minas, las cuales eran inundadas, cosa que volvía imposible trabajar en ellas.

Los 11 años que duró la guerra de Independencia la economía regional fue devastada, Guanajuato se sostenía de dos cosas: minería y agricultura. Las minas eran inundadas, las haciendas saqueadas y quemadas, consumada la Independencia, expulsados los españoles, ahora la puerta se abría a los ingleses para que vinieran a trabajar las minas. Aquí aplica aquello del que "nadie sabe para quién trabaja".

Al andar por aquí, por esta apacible y agradable soledad viene a mi cabeza la pregunta que siempre me hago en los sitios abandonados, en los sitios que fueron espléndidos, que fueron ricos, que explotaron a la gente y que luego, acabada la prosperidad, sencillamente se abandonaban. Y la pregunta es ¿cuántos son en México los lugares de este tipo que aun tenemos y que desconocemos?

Mucha gente dirá que esas son "puras piedras viejas" y se irán a pasear a los modernos centros comerciales, a los ahora llamados Malls, se irán de "shopping" y nunca se darán cuenta de que un Mall es igual a otro y a otro y a otro Mall, pero ellos son felices allí. Yo no, yo soy feliz en estos sitios que disfruto mucho, especialmente porque son pocos los cristianos (o del culto que sean) los que por allí pasan.

Me puedo imaginar la cantidad de historias que por aquí se guardan, solo que, la realidad que hoy día vivimos nos aleja de la comunicación. Todo fuereño tiene el potencial de ser un malandro, ya nadie quiere decir nada, pues nadie sabe las intenciones del otro, a toda pregunta que hice con la poca gente que por ahí encontré la respuesta en automático y sin ver a los ojos era "quien sabe, yo no sé".

Y pues, como aquí no obtuve dato alguno, mejor acabo mi relato escrito y te dejo el relato gráfico de esto que es la parte poniente de lo que en su momento fueron las haciendas beneficiadoras de las minas de Santa Ana, en el municipio de Guanajuato. Si vas por allí reservate al menos dos horas pues hay mucho que ver, tres si es que quieres subir a la mina canadiense que, creo, está abandonada. Aguas al caminar y por donde lo haces porque hay muchos perros bastante agresivos. Solo hay dos tiendas con lo básico. Los templos solo abren cuando hay oficio.


















9 comentarios:

  1. cabe decir que la mayoria de estas fotos son posibles ahorita porque no hay agua y el pueblo minero esta sumergido la mayor parte del tiempo porque esta en loq ue actualmente es una presa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la observación. En efecto, las fotos las tomé en la última semana de Enero de este 2012.

      Eliminar
  2. Así es, tanto criticamos a los del norte (Estados Unidos) y decimos que se apropiaron de una buena parte del territorio, pero compramos la hamburguesa y la pepsicoca, intentamos imitar el modo de hablar y las costumbres (a través de películas y series). Todo estaría bien si les copiaramos lo bueno (que también tienen lo suyo). Pero todas estas cosas pasan por desconocimiento y por flojera. Que es más fácil dejar que el niño este en internet que tomarse la molestía de explicarle y captar su atención (que está bien difícil porque ven a los otros niños que ya oyen el regueton en el aipod pero no saben deletrear su nombre) pues así poco van a saber de la gran Nación mexicana. Pero bueno, para amar algo hay que conocerlo y por eso agradezco este espacio donde sin hacer alarde y con un modo de hablar sencillo vamos decubriendo un poco más del lugar donde nacimos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Benjamin, una pregunta sabes donde puedo encontrar mas informacion sobre estudios de las localidades de Santa Ana y Llanos de Santa Ana y sus alrededores (mesa cuata, concepcion, etc)

    gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la Biblioteca del Archivo Histórico del Estado de Guanajuato, el que está contra esquina de la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas.

      Eliminar
  4. Buena investigación lastima que gente externa venga a decirnos de cuan hermoso y de historia tiene nuestro pueblo en santa ana..... gracias

    ResponderEliminar
  5. hola benjamin me gustaria poder tener contacto telefonico porque me interesa mucho este tipo de pueblos magicos. te dejare mi telefono o whatsapp y si me haces favor de mandarme un mensaje para poder localizarte 4772178362 soy carlos

    ResponderEliminar
  6. Este es mi pueblo adorado de niño lo recorri sendero a sendero al igual que los pueblos vesinos y el sentro de la ciudad nunca dejan de sorprenderme siempre hay algo nuevo por descubrir al igual que su jente siempre ta amable con sus tradiciones y historias es toda una aventura y un onor ser guanajuatense.

    ResponderEliminar