viernes, 18 de mayo de 2012

Autorretrato, en busca de la autoestima. 57 ya.


Llega el momento, el día preciso, que a todos se nos permite hablar en primera persona de singular, a sacar el yo-yo y jugar con él hablando solamente de uno. Estoy tomando la idea y elegí precisamente el día de hoy, 18 de mayo, para publicar esta serie de fotografías que son un mero ejercicio fotográfico ante el no gusto que tengo por verme incluido en las fotos. Esto de verme dentro de la foto, como sombra, inició cuando tomé esta que ahora ves, en la escalinata de la Universidad de Guanajuato, fue entonces que me di cuenta de las infinitas posibilidades que hay de verse incluido en la toma, si bien no en la forma tradicional, sí integrado a la misma.
 

 Y eso de que sea el día de hoy que las publique se debe a que un día como hoy, de hace ya largos 57 años mi madre tuvo a bien parirme, aunque, según ella fue a mal, en el sentido de que venía "de nalgas" y fue un parto dolorsísimo, sin embargo, ella muy creyente se encomendó al Santo Niño de Atocha y me legó, además de la vida, esas ideas encontradas en torno a la milagrosidad de los santos y sus santas apariciones. Esta toma la hice en un charco que dadas las cosas contaminanes que la gente suele tirar a la calle creó estas extrañas formaciones.

 Esta fotografía la tomé en uno de los lugares más bellos que he visto últimamente y mira que eso quiere decir que es en verdad extraordinario, es un parque que recién se inauguró en La Paz, Baja California Sur, un lugar de inspiración para todos, sea que te guste leer, o escribir, o fotografíar, ya que tema hay de sobra en este sitio.

 La basura y el grafiti es lo peor que veo en todo el país, no hay ciudad que se salve de este flagelo, fuera de la limpieza excepcional que hay en Morelia y Aguascalientes; sin embargo aquí, caminando por las calles de La Paz y en santa paz, me topé con la maldita huella de estos malnacidos y buscándole dí con el ángulo para hacer una toma que creo es interesante.

 De las piedras y las rocas que hay en Los Cabos te he platicado varias veces, en esta fotografía te darás cuenta de que cuando te digo que son grandes, eso son, pues si la sombra se proyectó de ese tamaño, imagina lo que es todo el conjunto. Aquí andamos por el Cañón de la Zorra, a unos 100 kilómetros de San José del Cabo, donde comienza la Sierra de la Laguna.

 Aquí no te imagines que andamos por Miami, esto es Los Cabos, en donde los dólares y la lengua inglesa es lo más común, este negocio es uno de los tantos que se dedican a la decoración y que por estos rumbos abundan, dada la cantidad de zonas residenciales de alto nivel que existen. Sale de sobra decirte que de 100 residencias, si una o dos son propiedad de mexicanos, serán muchas.

 Aquí el efecto me falló, dado que donde se proyecta la sombra estaba cubierto de agua del mar, la ola acababa de descargar, solo que, es tanta la luminosidad que hay que no se nota. Esa es la razón por la cual Los Cabos es considerado como el Edén para los fotógrafos, dado que la luminosidad aquí es tal que no hay foto mala.

 Esta vez regresaba de la casa de un amigo cuando, al pasar por esta cancha de Futbol me invitó a buscarle el ángulo preciso para la sombra, materialmente esto resultó, creo yo, un gol.

 En pleno atardecer por el rumbo de Puerto Paraíso, un centro comercial en Cabo San Lucas surgió esta toma.

 En los negocios de perfumería en donde todo es glamour y la iluminación es profusa, encontré una reflexión perfecta, o casi...

 Otro atardecer, este en la playa de San José del Cabo, por el rumbo del Estero, apenas alcancé los últimos rayos del sol antes de que desapareciera detrás de la Sierra. Esta toma me agrada.

 Y sí, efectivamente, como me lo acaban de decir en Facebook, no parece que tuviera todo ese montón de años pero sí los tengo todos ellos encima, 57 son los que cumplo, es decir, mañana será mi primer día del año 58 y para mañana veremos un templo en Querétaro que, aunque Ud. no lo crea, cuando entré en él, me puse a llorar, no de amargura, sino ante la belleza que allí se manifestaba... ya lo verás.

Voy por las Caguamas pues el festejo está por comenzar... salud!

8 comentarios:

  1. Nuevamente, Feliz Cumpleaños y que buena entrada...¡Y clarito escuche que Benjamín dijo salud! jejeje

    ResponderEliminar
  2. ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
    Te miras como de 30-40
    Que la pases super!!
    DTB!!

    ResponderEliminar
  3. Feliz cumpleaños, Benjamín!
    Ésta noche hay pretexto para tomar unas bien heladas.!

    ATTE:Christian!

    ResponderEliminar
  4. Tere García Ahued.22 de junio de 2012, 8:43

    Hola Benjamín. Estoy encantada con tu blog por las infinitas sorpresas que encuentro. Es tan rico en todos sentidos lo que aquí compartes, que consigues que uno busque la lectura de tus textos como quien necesita su dosis diaria de sensaciones positivas.
    Te felicito por tu estilo, por la diversidad de temas, por su calidad, fotografía, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tere, te respondo en este artículo precisamente por ser en el que, de algún modo, hablo de mi, con el yoyo de la primera persona del singular. Gracias por comentar. Gracias por entender el enfoque que, precisamente, así como lo estás visualizando, lo he ido planeando... dijo Goethe: "vemos lo que conocemos" y no hay verdad más cierta. Y cuando rompes con la regla, te das cuenta de la infinita gama de maravillas que tenemos en rededor... es cosa de ir aprendiendo a disfrutar todo, absolutamente todo lo que nos pasa y en lo que estamos enfrascados... te puedo contar del día en que fui secuestrado, del día en que asesinaron a una persona a medio metro de donde yo estaba, pero también de cuando me subí a un volcán en erupción, o de cuando me bañé en un oasis en el desierto, de cuando me puse a llorar en el pabellón Austriaco de la Expo Sevilla 92, o de cuando tembé al ver pasar frente a mi la urna con la calavera de Miguel Hidalgo en el 2010... hay mil cosas en esta vida, y nos faltará siempre tiempo para poderla apreciar.

      Eliminar
    2. Tere García Ahued.26 de junio de 2012, 11:16

      Gracias por contestar Benjamín. No sé si se pueda por medio de un mensaje de aviso en cuenta de correo, enterarse cuando así lo haces, pues te estoy comentando en varios temas y no puedo saber si añades algo.
      Quise compartirte por aquí un enlace de Santiago de Compostela y no me admitió adjuntarlo.
      Las experiencias que mencionas son interesantes. Ya voy leyendo entre líneas o me siento capaz de captar lo que deseas transmitir.
      Felicidades otra vez!!

      Eliminar
    3. Tere García Ahued.26 de junio de 2012, 11:18

      Otra cosa. ¿El Bable tiene Facebook?

      Eliminar
    4. En Facebok y Twitter estoy con mi nombre tal cual es: Benjamín Arredondo. Ahora bien, cuando escribes un comentario, hay un casillero que dice si quieres recibir directamente en tu correo los demás comentarios y respuestas que se generen, si le das click allí te aparecerán directamente en tu correo.

      Eliminar