jueves, 17 de mayo de 2012

El templo de San Agustín en Querétaro.

El templo y convento de San Agustín en Querétaro, es considerado como uno de los conjuntos más hermosos de la ciudad y el conjunto agustino más bello de Nueva España. Se comenzó a construir en 1731, llevándose 14 años en su obra, tiempo en verdad corto dada su exquisita elaboración.

En el punto central de la fachada encontramos un Cristo que, siendo parte decorativa, ha adquirido título propio dado lo imponente que es, se trata del Señor de la Portada. En esa fachada existen las imagenes de San Francisco, San Agustín, Santa Mónica, Santa Rita, la Virgen de los Dolores y San Juan Evangelista.

Una ánima de purgatorio la vemos en el altar de la Virgen de Guadalupe.

El templo de un notorio estilo barroco nos dice de la importancia que la orden agustina le daba a la construcción de sus casas, y, especialmente en sus templos en donde el esplendor y gusto por la estética se manifestaba.

 
El diseño se basa en la tradicional cruz latina, en el altar mayor destaca la Virgen de los Dolores, a quien está dedicado el templo.

 
Y encuentro algo único, no recuerdo haberlo visto en otro sitio. Las pechinas normalmente son pinturas sobrepuestas o pintadas directamente pero aquí en San Agustín de Querétaro vemos que, para no romper con la armonía de la cantera, se colocaron cuatro santos de bulto, como se les llama a las esculturas de los santos, esta primera representa al apóstol San Andrés.

 
En la segunda vemos al apóstol Santiago el mayor.


En la tercera a San Pedro, la piedra que soporta a la Iglesia.


Y en la cuarta aparece el apóstol San Pablo.


Bellos en verdad son los trabajos de cantera en este recinto. Aquí vemos varios detalles de la parte alta de las columnas que sostienen a la cúpula, creo se llama cimborrio, pero no estoy del todo seguro.

 


La cúpula con ese efecto tan particular que le dan las pechinas tridimensionales...


En uno de los altares laterales está esta hermosa imagen de Nuestra Señora de Guadalupe.



El monograma de María en una de las hojas de la puerta principal.

En la otra el monograma del IHS.


Detalle del estupendo trabajo de cantera en la fachada principal.

Estando en Querétaro este templo, formaba parte de la provincia de San Nicolás de Tolentino, al cual vemos en este nicho, en una de las comunes representaciones que de él hay en el momento de la autoflagelación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada