miércoles, 14 de agosto de 2013

El convento de San Francisco en Tepeapulco, estado de Hidalgo.

  Te contaba que a Tepeapulco llegué atraído por la idea de que allí Hernán Cortés había construido una de sus varias casas. Una vez que cruzamos en el autobús por el norte del Distrito Federal y una parte del Estado de México, entramos al de Hidalgo, nos bajamos en el pueblo cuyo objetivo era conocer ese día y no pensé que allí se encontraría un sitio magnífico, elocuente, sencillo en su arquitectura, elocuente en su pintura y de mucha religiosidad en sus cruces Pasionarias.

   Esta vez veremos el convento, fue de los primeros que se construyeron en la Nueva España y fue un punto importantísimo para la Historia de México pues fue allí en donde vivió, por dos años, fray Bernardino de Sahagún y fue en este sitio en donde comenzó a entrevistarse con muchos personajes que le dieron todo tipo de información y que él tuvo a bien concentrar en su monumental obra Historia General de las cosas de la Nueva España.

   Iremos descubriendo la sencillez de este recinto que bien lo podemos calificar como del actual minimalismo. Te sugiero veas con mucha atención las pinturas, hechas al modo de la época solamente en blanco y negro con algunos ligeros toques de color. Verás a San Sebastián y su martirio; a San Lorenzo y su parrilla. Verás la escena del Nacimiento y de la Adoración de los Reyes. Continuamente aparece el lazo franciscano, de pronto se vuelve una casi caprichosa forma tipo alamar... en fin, salen de sobra las descripciones, las fotos son explícitas, y más aun los letreros que por ahí encontré y que te van aderezando aun más la historia del lugar. Ah, y eso que aparece por ahí, en lo que quizá fue la huerta del convento, es la plaza de toros que, evidentemente, fue construida después, quizá a consecuencia de las Leyes de Reforma y las exclaustraciones.























































4 comentarios:

  1. Interesante lugar. Los murales en blanco y negro están muy padres. Gracias por compartirnos esta información.

    ResponderEliminar
  2. Cómo siempre, un placer leerte Benjamín.
    Te mando un saludo y gracias por hacer la bitácora de mis próximas vacaciones.

    ResponderEliminar
  3. Diría que simplemente sorprendente, más que nada porque esto deja sin palabras...

    ResponderEliminar
  4. Hola Benjamín
    Felicidades por tu blog
    Podrías explicarnos el arco de la portada de la iglesia de Tepeapulco?

    ResponderEliminar