miércoles, 5 de febrero de 2014

El tianguis y el templo del ex convento franciscano de San Juan Evangelista en Acatzingo, Puebla.

 Cuando aprendí que durante el inicio de la evangelización en México, las construcciones conventuales fueron realizadas como fortalezas ante la incertidumbre de la pacífico o agresivo que pudieran ser los pueblos originales con los recién llegados de Europa me llamó enormemente la atención ver la influencia medieval en ellos. Ahora que tengo la oportunidad de conocer los valles centrales de Puebla y sus espectaculares conventos de altísimos muros, de interiores oscuros, de línea, efectivamente medieval, de atrios gigantescos y de muros almenados, disfruto mucho estas lecciones vivas de arquitectura, pero, la coincidencia fue llegar en martes a Acatzingo, día en el que se desarrolla el tianguis y eso ocurre justo, en rededor del atrio del convento, así que, me dediqué a sacar algunas imágenes en que la perspectiva cambia un poco y vemos un templo y ex convento oprimido por lonas, cables y lazos. Lo cual fue una perspectiva por demás interesante.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada