jueves, 17 de julio de 2014

Cerro Blanco, donde naciera el guerrillero Albino García, Salamanca, Guanajuato.

   Mucha es la riqueza, en términos históricos, la que hay en el municipio de Salamanca. Durante el episodio de la Guerra de Independencia jugó esta población, que entonces tenía categoría de Villa, un papel muy importante por ser el camino de las "conductas" que salían de Guanajuato llevando la riqueza de sus minas y, sobre todo, llevando el 5%, el llamado "Quinto Real", que le correspondía al Rey. Y, como pasar por Salamanca implicaba cortar una buena cantidad de leguas entre Guanajuato y Querétaro, más específicamente entre Guanajuato y Celaya, los insurgentes sabían que por allí pasarían esos cargamentos que, además de la plata, llevaban tabaco, que era uno de los productos más preciados en la época, además se transportaban víveres, que escaseaban durante la guerra, municiones y, en general todo lo que más valía durante esos tiempos álgidos.

   Apenas había pasado una semana de haberse dado el "Grito" en Dolores cuando el cura Hidalgo llegó a Salamanca, aquí recibió una buena cantidad de dinero como cooperación de los agustinos para la causa rebelde, y varias personas, dicen que cientos, se unieron al movimiento, entre ellas algunos personajes que han trascendido con sus nombres y hechos en la historia, el más conocido: Albino García. Y fue él quien capitaneó el movimiento de insurrección en el Bajío luego de que Hidalgo fuera aprehendido en Baján, encarcelado en Chihuahua y ejecutado también en esa localidad.

   "Albino García Ramos, era un atrevido y arrogante caporal que trabajaba en las haciendas inmediatas al valle de Santiago, rica población de la intendencia de Guanajuato, y que había logrado una grande y bien merecida fama no sólo en el pueblo, sino por toda la región, merced a que era un habilísimo lanzador y maravilloso jinete. Aunque casi todos los autores que se han ocupado de García, aseguran que éste era originario del valle de Santiago, tal afirmación carece de verdad, pues no tiene otro fundamento que el de haber sido dicha población el escondite preferido del genial guerrillero.

   "Sólo tres de aquellos, don Agustín Ribera, don Pedro González y don Niceto de Zamacois, consignan que Albino era natural de Salamanca. En efecto, Albino García nació en Cerro Blanco, que se encuentra en la jurisdicción de aquel distrito y a poca distancia de la población principal, sin que haya sido posible hasta ahora -quizás nunca lo sea- fijar la fecha exacta de su nacimiento, ni el nombre completo de sus ascendientes, pues en las actas bautismales que se conservan en el archivo parroquia de Salamanca, en la que se hacía el registro por separado de los criollos, mestizos e indios, solo se consigna el nombre de los padres del bautizado y el de éste, sin atender al apellido. ¡Abulia imperdonable de los que al tener en sus manos el presente, dejaron para nosotros envuelto en tinieblas el pasado! ¡Inútiles caracteres los que llenan un papel admirable por su vetustez y por su estado, pero que olvidaron trazar con signos imborrables los datos iniciales de un nombre extraordinario!

   "Casi todos los vecinos de Salamanca, guardan con orgullo la tradición de que en ese lugar nació Albino García, y hasta los mismos habitantes del valle de Santiago están conformes con ello, por más que quisieran sumar la gloria del nacimiento a la gloria que conquistó en ese pueblo el audaz guerrillero. Raro es aquel que afirma lo contrario. Existe, por otra parte -y eso es muy significativo-, el hecho de que una de las calles de Salamanca lleva el nombre del insurgente; en Celaya hay otra que lo lleva también, pero esto se hizo para guardar la memoria de que en esa ciudad fue fusilado, y, en cambio, en el valle de Santiago no se ha hecho lo mismo, a pesar de haber sido el refugio predilecto de Albino. Todo hace ver, por tanto, que García no era originario de esta última población". (1)

   El tema de Albino García es interesante para aquellos que buscan enterarse más allá de las consabidas hazañas de los principales caudillos de la Independencia, una breve biografía la encuentras aquí. Quizá sea debido a la habilidad que tenía Albino García en el manejo del caballo que el virrey Venegas mandó publicar un bando mediante el cual se pretendía requisar todos los caballos en México. Dentro de las muchas cosas que se pueden contar de él fue aquella vez en que hubo una confusión con la esposa de otro Albino García. Se dice que ocurrió un milagro en Salamanca, luego de Albino García salió huyendo del convento agustino, el episodio se conoce como El milagro de la virgen del Socorro. Y hay una curiosa anécdota en Salamanca en donde aparece, someramente, la figura del guerrillero.

   Las fotografías que estas ahora viendo corresponden al rancho de Cerro Blanco, al sur-poniente de la ciudad de Salamanca, Guanajuato... andando por ahí una señora de esa comunidad me señaló el punto en donde, se dice, vivía el guerrillero, no alcancé a entrar pues, debido a las abundantes lluvias, el lodo es resbaladizo, pero, desde unos 500 metros de distancia se ve una habitación, ya en ruinas, parece ser parte de un cortijo, quizá han identificado ese sitio debido al dato de que él era magnífico jinete.











Fuentes:

1.- Osorno, Fernando. El insurgente Albino García. SEP 80. No. 32. Fondo de Cultura Económica. México. 1982. pp.25-27


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada