jueves, 16 de febrero de 2017

Los fantásticos silos de la ex Hacienda de Maravillas, Matehuala, San Luis Potosí.

  Lo más seguro es que esta imagen te parezca rara, así fue como descubrí esta maravilla, algo que parecía un círculo, rodeado de seis círculos, en una zona semidesértica, próxima a Matehuala en San Luis Potosí. Me encontraba en una exploración usando Street Finder y el consabido mapa satelital. El lugar se veía bastante extraño y la forma nada común indicaba algo igual de extraño y resultó ser algo fantástico.

  Se trata de una hacienda que tenía por nombre Maravillas, de la cual no he logrado encontrar información alguna. El tesoro que guarda son sus silos, de forma cónica, igual a tantos otros que hay en la región del altiplano, pero, a diferencia de los demás, estos están hechos con bloques que parecen ser una especie de cantera, y la disposición que les dieron forman una flor...

  Algo fantástico...

   Están dispuestos de manera en que el aire circule libremente y mantengan el frescor y temperatura ideal en el interior para que las semillas se conserven... técnicas bien sabidas y desarrolladas en siglos pasados.

  Cuentan que a este silo le cayó un rayo y que en la zona es habitual que caigan, razón por la cual el abandono que hay en la actualidad. Uno de los silos es utilizado como capilla, en honor a la Virgen de Guadalupe.

  "En esta región de Matehuala comienzan a formarse durante la primera mitad del siglo XVII los enormes latifundios de las haciendas agrícolas y ganaderas, que con su desarrollo concurrieron también como avanzadas  de la colonización. Las haciendas de mayor extensión fueron: la de Coronado, la de Solís,  Guanamé, San Antonio del Rul, Cruces, El Salado y también la hacienda del Represadero, que después fue erigida con el nombre de Municipio de Guadalupe, por decreto de diciembre de 1857 y la hacienda de La Boca, que después por decreto del 27 de septiembre de 1921, fue erigida como el municipio de Villa de la Paz. El fantástico auge del Real de Catorce, cuyas minas fueron descubiertas hacia el año de 1778, fue extraordinaria consecuencia económica para Matehuala, pues subió, desde luego, el valor de las propiedades, se enriqueció el comercio y se asentó la población en forma definitiva. Desde entonces Matehuala no fue solamente lugar de tránsito obligado y de paso fugaz como antes había sido". (Inafed)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada