sábado, 4 de marzo de 2017

Los ajustes hechos en la vía México-Laredo en el tramo del norte de Guanajuato

  Hacía tiempo no encontraba algo que me llamara la atención del Ferrocarril en México, ocurrió que, andando en Virutalia (ahí seguimos) hubo algo que me atrajo, encontrar el trazo del un tendido férreo que no existe más y que nos dice de cómo fue desapareciendo éste servicio, el de pasajeros, poco a poco. Lo que vemos ahora era parte del terraplén por donde corría el Ferrocarril Nacional Mexicano.

   El FNM salía de la ciudad de México en un recorrido bastante largo de 1352 kilómetros que, de acuerdo a itinerario, es decir, en el papel así se anunciaba, serían 40 horas de recorrido, la realidad era otra, como en todos los trenes mexicanos de la época en que, el tiempo, las descomposturas y diferentes factores más, aumentaban las horas del recorrido. La salida de la ciudad de México era de la Estación Colonia, localizada en la Colonia de los Arquitectos, por el rumbo que actualmente ocupa el Monumento a la Madre.

  A las 14:30 salía rumbo a Toluca, la parada para cenar era en Flor de María, comunidad rural en San Felipe del Progreso, Estado de México, a las 19:35, se daban solo 20 minutos para ello. Seguía a Maravatío y entraba al Estado de Guanajuato, por Tarandacuao y seguía por una buena cantidad de lugares, la mayoría haciendas, hasta llegar a Celaya a las 3:50 de la mañana,  a partir de este punto lo detallo, dado que es la parte que me interesa documentar en esta ocasión.

De Celaya a la Hacienda de Santa Rita, lugar que actualmente es una fábrica de productos farmacéuticos (hacen supositorios), seguía a San Juan de la Vega, y Soria, que hoy se conoce como Empalme Escobedo, en aquel tiempo se le decía Empalme González porque el dueño de las tierras era Eusebio González; es la estación que ahora vemos. Continuaba a Chamacuero, actual Comonfort, seguía al rancho del Rinconcillo y luego a la hacienda (creo era hacienda) de Begonia, para llegar a San Miguel de Allende.

  A las 5:50 de la mañana se llegaba a San Miguel, cuya estación es la que ahora vemos, y de ahí continuaba rumbo a Atotonilco, esto me sorprende, no sabía que en ese lugar había existido una estación del tren. El itinerario de 1900 marca la siguiente parada a las 6:26 horas en un sitio llamado Tequisquiapam, ya en el municipio de Dolores Hidalgo.

 Al ver en el mapa satelital la ubicación de Tequisquiapan, lo encontramos en la margen poniente del río La Laja, el trayecto del tren desde Celaya, va a un lado de él. Curioso notar que el terraplén atraviesa la comunidad, por ahí existe aun un puente que usaba el tren, pero no lo ubico exactamente.

  La siguiente parada era en Dolores Hidalgo, a las 6:46 am. Continuaba al norte pasando próximas a varias haciendas: Rincón, Peña Prieta, Tancas y La Quemada.

  Aquí habrá que hacer una rectificación pues, ocurrió en los años sesenta que se eliminó la ruta de Dolores Hidalgo hasta Villa de Arriaga en San Luis Potosí. El tendido ferrocarrilero cambió de rumbo para hacer más rápido el trayecto, para ello se construyó la estación que ahora vemos, llamada La Laja, de ahí el tren seguí rumbo norte, fue el primer ajuste que se hizo a la ruta en la parte norte del estado de Guanajuato.

  En el trazo original la estación en la Hacienda La Quemada no tenía ese nombre, sino el de González, ya que el dueño era Joaquín Obregón González, la que vemos es precisamente esa estación.

  Seguía la estación de San Felipe, que no estaba en la población, sino a varios kilómetros de distancia. 

  A 14 kilómetros de San Felipe, estaba la estación de Chirimoya, no estoy seguro si es la que vemos en primer plano o la que construcción que sigue.

  13 kilómetros más, siempre rumbo norte, estaba la estación de Jaral de Berrio, hacienda que se localiza a unos 7 kilómetros de ahí. Actualmente es usada por el Ejército Mexicano.

  17 kilómetros más se llegaba a la estación Villa de Reyes que no estaba en el pueblo, sino cercana a él a las 9:20 horas. Actualmente el trazo va de San Miguel de Allende directo hasta Villa de Reyes, sin estación alguna entre uno y otro punto, pues, como bien lo sabemos, actualmente el tren es solamente de carga.

  Esta toma está hecha en el puente de la carretera a Dolores Hidalgo, por donde cruza el tendido férreo con dirección a Laredo. En aquel entonces, San Luis era la parada para el almuerzo, se llegaba a las 10:15 para salir a las 10:40. Continuaba hacia Real de Catorce, a donde se llegaba a las 14:40 para salir a las 15:00

  El tendido por el municipio de San Diego de la Unión en Guanajuato, es como se ve, y continuando el recorrido a Saltillo llegaban a las 20:05 horas era la parada para cenar y salían a las 20:25 rumbo a Monterrey, llegando a las 22:45. Seguía a Nuevo Laredo, llegando a las 6:50 horas, cruzaba la frontera y en diez minutos más, se llegaba al destino final, Laredo, Texas.

   Desde el satélite se alcanza a ver, en mitad de la desolación de San Diego de la Unión cómo el trazo va por una buena cantidad de túneles, algunos muy largos.

  Aunque se buscó la distancia más corta, hay un trazo varios kilómetros antes de llegar a Villa de Reyes en el que la vía hace una serie de vueltas continuas que alcanzamos a apreciar en la imagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario